Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La tasa de tráfico de datos supera los 9,1 Terabits: DE-CIX analiza la evolución de Internet

  • Actualidad

Internet Redes

Un cuarto de siglo da para mucho en el mercado tecnológico, y más si tu evolución discurre pareja a la de Internet. Esto es lo que le ha pasado a DE-CIX, punto de interconexión que opera actualmente puntos de intercambio de Internet en más de 100 países y conecta más de 1.800 redes. En su 25 cumpleaños repasa los hitos de la red y el reto que ha surgido con el coronavirus.

 

Internet tiene sus orígenes en los años 60, en el escenario de la Guerra Fría, cuando se creó la red ARPANET, que estaba vinculada al Ministerio de Defensa de Estados Unidos y fue lo que ahora denominamos el origen de Internet. Sin embargo, fue en el año 1983 cuando se comenzó a usar en EEUU el protocolo TCP/IP, lo que supuso el arranque de la World Wide Web.

Así comienza el repaso realizado por DE-CIX con motivo de su 25 aniversario en el mercado, periodo en el que la tasa de tráfico de datos se ha multiplicado 225.000 veces, pasando de 40 Mbit por segundo a 9,1 Terabits, muestra de la evolución tecnológica y de los hábitos de uso de la red.

Que esto haya ocurrido, se debe a una serie de hitos que se han conseguido en el tiempo, y que son los siguientes, de acuerdo con la visión de la compañía:

- De ARPANET a la World Wide Web. Internet como lo conocemos ahora, con páginas webs, no empezó a popularizarse hasta los años 90). Tim Berners Lee utilizó tres nuevos recursos que darían lugar a la primera web: HTML, HTTP y un programa al que llamaba Web Browser. Hace 25 años, en 1995 la World Wide Web tenía menos de 10.000 páginas, una cifra diminuta comparada con los 1.700 millones de sitios web que existen en la actualidad. En este año, el pico de tráfico más alto registrado era de 40 Mbit por segundo y en España llegaron las primeras conexiones domésticas a Internet a través de InfoVía, un servicio de Telefónica, y se alcanzaron los 40.000 dispositivos conectados a Internet.

Acceder a Internet en el móvil no sería generalizado hasta unos años después, aunque en 1996 salió al mercado el primer teléfono móvil con navegador web integrado: el Nokia 9000 Communicator. Finalmente, en 1999 llegó la primera tarifa plana de ADSL a España con unas velocidades básicas de 256 / 128 Kbps.

- Los años 2000. En los 2000 comienzan a surgir nuevas herramientas de colaboración y de compartir contenido y conocimientos como Wikipedia o Napster, la primera plataforma de música que hizo popular el término “peer to peer” o P2P.  En esta época, las videoconsolas y los juegos de PC competían para entretener a los usuarios y en 2002 Los Sims se convirtió en el juego para ordenador más vendido del mundo con 6.3 millones de copias en el mercado. El pico de tráfico de Internet más alto en este año fue de 8.5 Gbit por segundo.

- La llegada de las redes sociales. Las redes sociales han cambiado la manera en que la sociedad moderna se relaciona, se comunica y comparte contenido. Facebook, Twitter y YouTube fueron pioneras en popularizarse -con permiso de MySpace- y las tres se fundaron entre los años 2004 y 2006. También en 2004 Google anunció el lanzamiento de su servicio de correo electrónico con 1 GB de almacenamiento. Así, en 2006 llegamos a los 90GBit por segundo, muestra de que el tráfico ya iba provocando mayores cifras.

- La revolución de los smartphones. En 2007 Apple lanza el primer iPhone, cambiando para siempre la manera en que los usuarios interactuamos con la tecnología y con Internet, al ser accesible de manera intuitiva a través de un teléfono móvil. Un año después, es Google el que incluye su nuevo sistema operativo para móviles, Android, en el HTC Dream.

De ahí en adelante, el tráfico de Internet se dispara y de los 500 GBit de 2008 se pasa a superar el Terabit por segundo en 2010, año de fundación de Instagram, y en 2012 ya observamos cómo se pasan los 2 Terabit por segundo en el punto de intercambio de DE-CIX en Frankfurt, convirtiéndolo en el punto neutro con la mayor tasa de tráfico del mundo.

Y, de repente, el coronavirus
Ya en 2018, por primera vez, la mitad de la población del mundo estaba conectada a Internet y las tasas de tráfico han ido creciendo y marcando récords: de 6,7 Terabit por segundo en 2018, en solo un año se superaron los 8 Terabits en 2019 y en solo unos meses de 2020 ya se han alcanzado los 9 Terabits por segundo. Como reconoce la firma, 2020 iba a ser el año de 5G, cuando finalmente se haría un desarrollo y una utilización práctica del nuevo estándar de conexión, haciendo posible la conducción autónoma, operaciones quirúrgicas en remoto e infinidad de avances tecnológicos.

Sin embargo, la aparición del coronavirus ha supuesto “un reto sin precedentes y también un test a escala real” para todos los actores que forman parte en la infraestructura digital de interconexión y que hacen que Internet funcione correctamente. Ahora que una gran parte de la población debe mantener medidas de confinamiento, el consumo de Internet se ha visto fuertemente incrementado, ya que se utiliza como vía de conexión directa con la familia, amigos o el entorno empresarial.

Respecto a las semanas anteriores a la implantación de las medidas de confinamiento y distanciamiento social, la media de tráfico registrado en los puntos de intercambio de DE-CIX ha experimentado un aumento del 50% y se han obtenido picos de tráfico récord en ocho ubicaciones, como en Madrid, donde se superaron los 500 Gbit por segundo, y Frankfurt, que es el punto de intercambio con una mayor tasa de tráfico del mundo, de más de 9 Terabits por segundo.

Para Theresa Bobis, directora regional para el sur de Europa de la compañía, “en los últimos 25 años de existencia y uso de Internet, los usuarios hemos ido cambiando nuestros hábitos de consumo, adaptándonos a las nuevas plataformas y herramientas que surgían. Todo ello ha ido dando forma a la red, transformándola, y la infraestructura de interconexión detrás de ello siempre ha respondido. La crisis actual es un inmenso motor de la digitalización y muestra lo importante que son las conexiones estables y seguras a Internet, en todos los ámbitos de la vida”.

TAGS Internet