Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La Seguridad Social noquea a los 'autónomos analógicos' en 2019

  • Opinión

Fernando Sánchez-Terán, CEO de DEH Online Fernando Sánchez-Terán, CEO de DEH Online

La transformación digital ha dejado de ser un concepto abstracto para convertirse hoy en día en un imperativo en todos los ámbitos de la sociedad. La Estrategia para el Mercado Único Digital de la Unión Europea sentó las bases para que la economía, la industria y la sociedad europeas pudiesen aprovechar todas las ventajas de la transformación digital. En el caso del sector público, España lidera el cambio siendo uno de los primeros países en Europa en legislar a favor de una "Administración sin papeles".

A finales de 2018, la Tesorería General de la Seguridad Social dejó de enviar cartas a los autónomos para ponerse en contacto con ellos de manera exclusiva a través de notificaciones electrónicas. Esta nueva forma de comunicación comprende numerosas ventajas como una mayor seguridad jurídica, beneficios ecológicos y un considerable ahorro de tiempo y dinero. Sin embargo, exige a los autónomos una constante vigilancia de la sede electrónica para no perder información.

Antes, llegaba el cartero y con comprobar el buzón, bastaba. Ahora, se exige a los autónomos acceder casi a diario a la sede electrónica de la Seguridad Social.  Un despiste o un error humano puede ser fatal ya que, pasado unos días, el sistema da por comunicadas las notificaciones y las elimina. Antes, para gestionar los trámites relacionados con la afiliación o cotización era preciso dedicar varias mañanas al papeleo, peregrinando por distintas ventanillas de la Seguridad Social. Ahora, los trámites son digitales, más ágiles y rápidos.

De esta forma, los procedimientos analógicos están condenados a desaparecer. No tienen hueco en esta nueva e-Administración. Sin embargo, los autónomos están solos ante este reto y no reciben por parte de los organismos públicos soluciones que les ayuden a adaptarse al cambio con éxito. Es, por tanto, un problema añadido a la ya larga lista de obligaciones que los autónomos deben asumir por sí mismos.

Abrazar la digitalización exige aprender nuevas competencias y, sobre todo, precisa dedicar tiempos y recursos en exclusiva. Una responsabilidad extra que muchos autónomos no pueden o no quieren asumir. Pero, en este caso, no hacerlo puede suponer un freno a su actividad profesional: no atender un requerimiento o no gestionar una notificación electrónica puede ocasionar multas, sanciones o el inicio de una inspección fiscal.

El ‘riesgo cero’ existe gracias a plataformas como la que hemos desarrollado en DEH Online, que garantiza el conocimiento inmediato de cualquier notificación electrónica emitida por la Seguridad Social. De esta forma, los autónomos pueden beneficiarse de todas las ventajas de la e-Administración con todas las garantías de seguridad y fiabilidad.

Fernando Sánchez-Terán, CEO de DEH Online