Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El phishing, a la orden del día: la media de intentos diarios se situó en 225.000 en 2018

  • Seguridad

Windows proteccion

Las detecciones de phishing por correo electrónico aumentaron un 250% el año pasado hasta el punto de que su equipo de seguridad detectó un promedio de 225.000 intentos diarios de phishing. Esta tendencia continúa en 2019, según el último Security Intelligence Report de la firma.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

El phishing sigue siendo el método de ataque preferido por los ciberdelincuentes, según los resultados del último Informe de Inteligencia en Seguridad de Microsoft. Aunque tecnologías como la inteligencia artificial mejora la capacidad de detección, el equipo de seguridad de los de Redmond dice que “este método que los ciberdelincuentes utilizan para engañar y conseguir que los usuarios revelen información personal, como contraseñas, datos de tarjetas de crédito, de la seguridad social o números de cuentas bancarias, sigue siendo una amenaza debido a su ‘naturaleza humana’”.

Las cifras lo dejan claro: las detecciones de phishing por correo electrónico aumentaron un 250% en el año 2018 y, según los datos de Microsoft, esta tendencia se mantiene en 2019. Durante el mes de enero de 2019, el equipo de Seguridad de Microsoft detectó un promedio de 225.000 intentos diarios de phishing, que se incrementaron hasta los 300.000 en febrero, cuando se alcanzó un máximo de 480.000 el día 14 de dicho mes. Después de este pico, la actividad volvió a estar por debajo de los niveles de enero. 

Lo que no cambian son las recomendaciones: utilizar autenticación multifactorial y no confiar solo en las contraseñas, estar atento a los correos electrónicos sospechosos, inspeccionar cuidadosamente las URL, desconfiar de determinados adjuntos que pueden ser maliciosos (facturas de dudosa procedencia, por ejemplo) y mantener el software actualizado.