Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Cómo minimizar el impacto del coronavirus: tres consejos para el CIO

  • Actualidad

colaboracion-trabajo

Ante la propagación del coronavirus, Gartner recomienda a los CIO que se centren en tres acciones a corto plazo para incrementar la resiliencia de sus organizaciones ante el impacto de la epidemia, y prepararlas para la recuperación y el crecimiento.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Según Gartner, el coronavirus tiene potencial para ser tan perjudicial, o incluso más, que un ciberataque o un desastre natural. Por eso la firma ha emitido una serie de recomendaciones sobre las acciones en las que los CIO deben centrarse en el corto plazo para dar soporte tanto a empleados como a clientes y asegurar la continuidad de las operaciones.

La primera de ellas es conseguir herramientas de colaboración digital con controles de seguridad y soporte de red. Algunas de las medidas que se están tomando, como la cuarentena y restricciones en los viajes, pueden causar incertidumbre y alteraciones en parte de las operaciones, que se suspenden o se realizan con limitaciones.

En las compañías que no tienen todavía capacidad para trabajar en remoto, los responsables de TI deben encontrar soluciones provisionales e identificar los casos de uso, como la mensajería instantánea, soluciones de reunión e intercambio de contenidos, y el acceso a aplicaciones empresariales como el CRM o el ERP, sin descuidar la seguridad para garantizar el acceso seguro a los sistemas y los datos.

Las empresas también tienen que hacer frente a la escasez de personal para mantener las operaciones básicas. En este punto, Gartner dice que los CIO pueden trabajar con los líderes empresariales para llevar a cabo la planificación de la fuerza laboral evaluando los riesgos e identificando las áreas de servicio de misión crítica para ver cómo pueden ayudar las tecnologías digitales.

El segundo consejo está dedicado a los canales digitales, ya que se pueden aprovechar para mantener las interacciones con clientes y partners. Según Sandy Shen, directora senior de investigación de la firma, “el valor de los canales digitales se hace evidente a medida que se reduce la demanda del mercado y la gente confía más en las plataformas online para los suministros diarios. Las organizaciones pueden aprovechar los canales digitales, como los marketplaces y las plataformas sociales, para compensar parte de la pérdida de clientes físicos”.

Por último, los datos confusos de fuentes no verificadas, o la simple falta de datos, pueden llevar a tomar decisiones mal informadas, aumentar la ansiedad de los empleados y hacer que las organizaciones no estén preparadas para volver a las operaciones habituales. Esta ansiedad se puede reducir un poco si las organizaciones pueden aprovechar los datos para respaldar una mejor toma de decisiones y comunicar la evolución de manera más eficiente a los empleados.

Esto es un trabajo de los departamentos de Comunicación o Recursos Humanos, pero el CIO puede ayudar estableciendo un sitio web, una app o una línea de atención directa al empleado. También puede habilitar un canal para que éstos informen sobre su estado de salud y las incidencias.