Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las pymes entran en la era del trabajo flexible: consejos para no dar pasos en falso

  • Actualidad

teletrabajo

La pandemia ha hecho que el proceso de digitalización que han vivido varios sectores en los últimos meses sea una prioridad, lo que ha hecho que las empresas se abran más al trabajo flexible. Sin embargo, adaptarse a este modelo requiere una preparación para poder aprovecharse de todas sus ventajas. Con estas recomendaciones, será más sencillo.

Recomendados: 

Informe mundial de la banca minorista 2020 Leer

Dell EMC PowerStore: el futuro del almacenamiento está aquí Webinar

La adopción de modalidades de trabajo alternativas aumenta, y los profesionales de Recursos Humanos tienen un papel fundamental que desempeñar en la aplicación del modelo de trabajo en remoto para ayudar tanto a los empleados como a las empresas a entrar efectivamente en la nueva normalidad.

De la mano de Personio, plataforma de RR.HH. especializada en las pymes, repasamos una serie de mejores prácticas:

1. Hacer una evaluación de las necesidades: es aconsejable comenzar con una evaluación de la organización para determinar qué tipos de trabajo flexible se adaptan mejor a las necesidades estratégicas de cada organización.

2. Definir una política de trabajo flexible: una política debe proporcionar directrices y procedimientos claros sobre cómo funcionan las condiciones y quién puede participar. Deberían indicar, por ejemplo, si los puestos con horarios flexibles se aplicarán a todo el personal, o si los empleados que desean este beneficio deben solicitar el trabajo flexible. Por último, por supuesto, los recursos humanos deben garantizar que la política se aplique legalmente.

3. Formar a los directivos: la gestión de los trabajadores flexibles es crucial para el éxito de una política. Pero es diferente de la gestión de personas en un entorno de trabajo tradicional. Es aconsejable organizar la capacitación de los gerentes en temas como la supervisión del personal a distancia, la gestión de equipos virtuales y la evaluación del desempeño de los empleados a distancia.

4. Utilizar una herramienta de seguimiento: ¿cómo pueden las organizaciones asegurarse de que los empleados que trabajan desde su casa, a tiempo parcial o con horario flexible están haciendo su trabajo? Es esencial que el seguimiento de la asistencia sea fácil y accesible, y para ello se necesita una herramienta de autoservicio que permita a los empleados registrar su asistencia y sus ausencias y que permita a los administradores hacer un seguimiento de estos datos.

5. Establecer herramientas y normas de comunicación: la buena comunicación es un importante factor de éxito en el trabajo flexible. Por lo tanto, en primer lugar, asegúrese de que todos tengan acceso al software de colaboración en equipo para la mensajería instantánea, las conferencias a distancia, la gestión de proyectos y el intercambio de documentos. Como directores de recursos humanos (y también para los empleados flexibles), asegúrese de tener también una herramienta accesible para el seguimiento de los datos de los empleados. También es bueno alentar a los gerentes a establecer reglas de comunicación, como "check-ins" diarios o semanales con empleados individuales, y reuniones mensuales de equipo (virtuales o en persona).

6. Concienciación: es también necesario que desde Recursos Humanos se conciencie al personal de su derecho a solicitar horarios o lugares de trabajo flexibles, y de los beneficios que esta política conlleva. También debe destacar este beneficio como parte de la estrategia de marca de su empleador.