Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Siete de cada diez líderes se consideran preparados para afrontar los retos actuales

  • Actualidad

Directivo

La firma de servicios profesionales EY acaba de presentar un informe sobre el liderazgo en la nueva realidad. Su principal conclusión es que siete de cada diez líderes se sienten plenamente preparados para afrontar los retos de negocio que surgen tras la pandemia. En esta situación se impone un liderazgo humanista "con la persona en el centro de la gestión".

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

El dato: piedra angular de una experiencia customer-centric Leer 

Gran parte de los directivos encuestados para la realización de este informe que firma EY, el 70%, se consideran preparados para los nuevos desafíos que surgen en la actual situación, en la que las empresas afrontan una nueva realidad marcada por la necesidad que entornos flexibles de trabajo que, según ha explicado en su presentación Federico Linares, presidente de la compañía, exige un cambio de liderazgo, marcado por un “modelo de líder humanista, digital y con conocimiento de la industria. Destaca por sus cualidades humanas, capacidad de comunicación y la construcción efectiva de equipos”.

Profundizando en el tema, según los encuestados, los principales desafíos que urge afrontar son, por este orden, mantener la continuidad del negocio, gestionar las personas en entornos digitales, dotarles de nuevos conocimientos, gestionar su desempeño y favorecer su motivación en un entorno remoto.

Esta realidad pone sobre la mesa que el liderazgo humanista se impone en las organizaciones. “El nuevo líder debe tener como principales valores la flexibilidad, la empatía, ser colaborativo y ejemplar”, subraya el informe. En su comportamiento debe destacar la capacidad de comunicar con claridad, escuchar, ser resiliente, inspirar y dar sentido de propósito, así como reconocer y gestionar emociones. Y todo ello preparado para gestionar crisis inesperadas y colaborar con equipos diversos, globales y multidisciplinares.

Por tanto, como resume Hildur Eir Jónsdóttir, socia directora de Assurance de EY, “el líder actual debe tener un fuerte expertise técnico en un área de negocio determinada con un perfil marcadamente orientado, cada vez más, hacia lo digital. Son muchos los retos que deberá afrontar, como el de generar seguridad psicológica y conexión entre las personas en entornos flexibles y remotos, donde el trabajo en equipo cobra aún mucha más relevancia que nunca”.

Y si la crisis impone un nuevo liderazgo, también convierte en más relevante la diversidad de los equipos, ya que los equipos diversos formados por hombres y mujeres de diversas generaciones son “más innovadores y resilientes”, y serán un “un requisito para las compañías que quieran mejorar su desempeño”, asegura Jaime Sol, socio responsable de People Advisory Services de EY.