Teletrabajo: cómo crear una fuerza laboral distribuida sin aumentar los riesgos de seguridad

  • Content Marketing

HP Wolf Security

El teletrabajo se impone en las empresas. La pandemia ha acelerado la adopción de un modelo laboral que gana adeptos día a día. A pesar de las numerosas ventajas que conlleva, también tiene su parte negativa. Las empresas tienen que afrontar un incremento considerable de las amenazas de seguridad que, además, cada vez están más coordinadas y son más sofisticadas. ¿La solución? HP Wolf Security, un nuevo modelo de seguridad para dispositivos que se adapta a las necesidades del futuro del trabajo.

¿Quieres conocer más sobre HP Wolf Security?

Puedes encontrar toda la información en este enlace.

El teletrabajo ya no es una utopía. La pandemia ha acelerado este modelo laboral que cada vez gana más adeptos (según un estudio de LinkedIn, el 50% de los trabajadores españoles quiere seguir con el trabajo en remoto), gracias a las innumerables ventajas que aporta en términos de ahorro de tiempo, de costes o de conciliación.

Además, tras comprobar que la productividad no se vio mermada durante la pandemia, los miedos de las empresas al teletrabajo están desapareciendo y todo parece indicar que 2022 será el año de la consolidación tanto del trabajo en remoto como de los entornos híbridos.

 

Problemas de seguridad

Si bien el teletrabajo no implica pérdida de competitividad o productividad por parte de los empleados, sí que conlleva un aumento más que considerable de las amenazas de seguridad.

¿Los motivos? Las fronteras entre la vida laboral y la personal se han difuminado y cada vez más personas utiliza el mismo dispositivo en los dos ámbitos. Un estudio de HP Wolf Security desvela que el 46% de los empleados usa su portátil de trabajo para asuntos personales, un 71% accede desde casa a más datos de la empresa y con mayor frecuencia que antes de la pandemia, un 39% accede a datos corporativos desde dispositivos personales, y un 30% ha permitido que otra persona utilice su dispositivo de trabajo.

Los ciberdelincuentes se han dado cuenta de esta mayor vulnerabilidad y ahora apuntan a los trabajadores en casa mediante campañas de malware que se valen de la ingeniería social. Unos ataques que además han ganado en coordinación y sofisticación.

Esto ha añadido más presión a los equipos de seguridad TI que han visto cómo se ha incrementado el número de ataques de phishing y el uso de impresoras infectadas.

Es más, la gran mayoría de los responsables de la toma de decisiones de TI, concretamente el 91%, cree que la seguridad de los dispositivos se ha convertido en algo tan importante como la seguridad de la red, además de señalar que dedican más tiempo a la seguridad de los dispositivos ahora que hace dos años. Un 45% considera que su empresa no está totalmente preparada para el teletrabajo.  

 

Confianza Cero

Lo que está claro es que los empleados están asumiendo más riesgos de los que asumen en las oficinas. Ante esta realidad, ¿cómo se puede crear la fuerza de trabajo distribuida e híbrida del futuro sin exponer a la empresa a un mayor nivel de riesgo? La respuesta es sencilla: se tiene que apostar por una política de confianza cero. Las empresas no deben confiar en nada de forma implícita, el acceso a los recursos debe evaluarse en función del contexto y esto no se tiene que aplicar sólo a cada dispositivo, sino a diferentes elementos del propio dispositivo como el firmware, la seguridad de las aplicaciones, la integridad del sistema operativo y la cuenta o el usuario que accede a los datos.

Es decir, la confianza cero significa actuar como si una violación de la seguridad de los datos fuera inevitable, o ya se hubiese producido. Requiere una verificación estricta en todo momento y la aplicación de los menores privilegios de acceso en cada solicitud de los usuarios.

 

HP Wolf Security, la solución

Basada en el principio de confianza cero, HP Wolf Security es la cartera integrada por ordenadores e impresoras seguros por diseño, software de seguridad reforzado por hardware y servicios de seguridad de los dispositivos. Su objetivo es ayudar a empresas de todo tipo y tamaño a enfrentarse a un panorama cada vez más complejo e inseguro y defenderse de la multitud de nuevos ataques y riesgos relacionados con un modo de vida cada vez más distribuido.

¿De qué forma? A través de proporcionar una defensa en profundidad y una mayor protección, privacidad e inteligencia de amenazas, recopilando datos en los dispositivos para ayudar a proteger la empresa en general.

La propuesta de HP incorpora diferentes soluciones que se adaptan a las necesidades de cada tipo de empresa y empleado. Por ejemplo, HP Wolf Enterprise Security se orienta a empresas grandes o compañías que ya tienen sus soluciones de seguridad incorporadas pero que necesitan una capa más.

Con HP Wolf Enterprise Security las empresas podrán proteger las aplicaciones críticas gracias a HP Sure Click; lograrán frenar el malware mediante la contención y el aislamiento de las amenazas; se recuperarán con rapidez de los ataques de firmware remoto; y reducirán la presión que se ejerce sobre el departamento de TI; además de que sacarán provecho de la telemetría de amenazas para convertir un punto débil tradicional (ordenadores e impresoras) en una fuente de información que ayude a comprender mejor los peligros a los que se enfrenta la empresa.

HP Wolf Security Pro, por su parte, es la solución idónea para aquellas PYMES que, o bien sus equipos informáticos están sobrecargados o bien no disponen de recursos de TI.  Este tipo de empresas podrán contar con una solución que integra la contención de amenazas basada en la microvirtualización, la prevención de malware basada en antivirus de próxima generación y la protección de la identidad. Todo ello integrado con las capacidades de seguridad de hardware de HP para ofrecer una protección superior que sea sencilla de adquirir, desplegar y operar para el departamento de TI.

¿Quieres conocer más sobre HP Wolf Security? Puedes encontrar toda la información en este enlace.