¿Cómo se consiguen servicios públicos más eficientes a través de la transformación digital?

  • Content Marketing

Huawei Content 1

El proceso de transformación digital en el sector público lleva un tiempo desarrollándose, pero cabe mencionar que este proceso se ha acelerado con la pandemia. Los dos últimos años han tenido un impacto monumental en todas las facetas de nuestras vidas y los espacios que habitamos, que a su vez ha afectado a la forma en que se prestan los servicios públicos. Esto ha tenido repercusión incluso en la estructuración de los gobiernos.

Por Pablo Betancur, Huawei WEU Business Development Manager para el sector público

Las cadenas de suministro también se han visto alteradas durante este periodo, lo que plantea serias dudas sobre la gestión de la continuidad operativa. Lo mismo ocurre con los servicios públicos. Garantizar la solidez y la seguridad de la infraestructura IT, por tanto, sigue siendo una prioridad absoluta para los gobiernos de todo el mundo.  

La nueva realidad a la que nos enfrentamos obliga a los organismos públicos a adaptarse y evolucionar en medio de un considerable cambio tecnológico y social. En este contexto, la transformación digital ya no es opcional, sino un imperativo que influirá significativamente en el futuro éxito de un país.

El resultado más probable de este proceso será una transformación radical de todos los aspectos de la administración pública. La creciente convergencia de los servicios del sector público y privado también reconfigurará el papel fundamental de un gobierno, situándolo como interfaz entre las personas y las empresas. De ello se desprende que el proceso de transformación digital va más allá de la mera informatización de los largos procesos burocráticos manuales.

Establecer criterios de éxito precisos para la transformación digital del sector público

Hay multitud de ejemplos en los que la transformación digital se ha llevado a cabo con eficacia, lo que nos proporciona un modelo de éxito que puede adaptarse a un contexto nacional o regional específico. La introducción de un marco de capacidad operativa para los gobiernos, inspirado en otros ejemplos de prácticas recomendadas, nos proporciona unas directrices bien definidas.

Las áreas de competencia clave son las siguientes:

- Comunicación: la capacidad de comunicar datos de voz y vídeo e información entre múltiples fuentes, ya sean humanas o mecánicas. Con la necesidad de vivir, jugar, aprender y trabajar desde cualquier lugar, la conectividad con banda ancha estable y, sobre todo, inalámbrica, es fundamental en cualquier esfuerzo de transformación digital.

- Colaboración: la capacidad de aprovechar las fuerzas colectivas y crear valor entre individuos, organizaciones y comunidades. Una mejor cooperación entre los distintos departamentos de la administración puede impulsar importantes mejoras en la eficiencia operativa, lo que se traduce en un acceso más rápido a los servicios públicos.

- Interpretación: la información y los indicadores clave de rendimiento de una ciudad o comunidad requiere la capacidad de dar sentido a múltiples fuentes de datos y grandes cantidades de información.

Toma de decisiones: la capacidad de los gobiernos para evaluar los riesgos y llegar a una conclusión informada basada en datos y conocimientos aporta amplios beneficios de rendimiento en una variedad de áreas, que van desde el turismo a la creación de empresas y la atracción de talento.

 

Avanzar hacia las prioridades de transformación digital del sector público

El éxito de la transformación digital del sector público puede medirse a partir de las competencias mencionadas. El desarrollo de asociaciones profundas y estratégicamente enfocadas con los principales proveedores de tecnología será fundamental para aprovechar al máximo tecnologías como Big Data, realidad extendida (RX) y Blockchain. Pero, ¿con qué fin? Para entenderlo es necesario echar un vistazo a las prioridades tecnológicas clave para los gobiernos, que son las siguientes:

- Establecer una sólida infraestructura TIC: sin ella será imposible recorrer este camino al ritmo y el nivel de rendimiento requeridos.

- Proporcionar acceso universal a Internet de alta velocidad: considerado por muchos analistas como un derecho humano fundamental, los gobiernos deben convertirlo en una realidad si quieren que los ciudadanos se impliquen plenamente con la sociedad, las empresas y los servicios públicos.

- Despliegue de datos y tecnología: apoyar la prestación de servicios en beneficio de las personas, las empresas y las organizaciones del sector público.

- Crear una nube pública nacional: por razones de continuidad y seguridad de la empresa, se está convirtiendo en una alternativa cada vez más atractiva a la infraestructura IT tradicional, a pesar de conllevar un riesgo importante.

Entre los obstáculos a estos objetivos se encuentran los problemas técnicos para desplegar una red Wi-Fi ampliamente accesible y fiable, la incapacidad para coordinar múltiples redes y la dificultad para desplegar los servicios de forma fiable y oportuna, sin mencionar los evidentes retos operativos y de gestión que se ven aún más obstaculizados por los errores humanos y la escasez de personal.

Una vez analizados los cambiantes requisitos de las TIC en el sector público, es importante conocer las posibles soluciones y cómo estas mejorarán la red troncal del gobierno nacional, respaldarán un intercambio de información interdepartamental más eficiente y ofrecerán un mejor retorno de la inversión y menores costes operativos.

 

Huawei ha desarrollado una solución de red de campus para gobiernos que responde a los requisitos en constante evolución de los gobiernos que se encuentran en proceso de transformación digital. La solución utiliza componentes clave desarrollados por Huawei y tecnologías avanzadas Wi-Fi 6 y SD-WAN para proporcionar a los clientes una solución de red de campus gubernamental de alta calidad, que cumple con varios requisitos de servicio, como el control de acceso inteligente, el trabajo móvil inalámbrico, la videoconferencia, las salas de servicio y la interconexión entre la sede y las sucursales. Este enfoque brindará una red de campus para gobiernos con todos los accesos inalámbricos, una red de administración, gestión cloud y O&M inteligente.

Esto ofrece una serie de beneficios adicionales, entre los que se incluyen:

- Acceso totalmente inalámbrico con un 20 % más de cobertura, planificación exclusiva de la red en 3D y cobertura completa e ininterrumpida sin puntos ciegos.

- Una red de administración electrónica: despliegue con gestión convergente de LAN y WAN para garantizar los servicios clave a través de una única red, lo que agiliza la eficiencia operativa y reduce el coste total de propiedad.

- Gestión cloud: despliegue de aplicaciones mediante el escaneo de códigos QR y el uso de DHCP, despliegue de ZTP, gestión visualizada y automatizada de toda la red, y gestión de millones de elementos de red (NE).

- O&M inteligente: la supervisión de la experiencia de servicio visualizada en tiempo real y los algoritmos exclusivos de IA mejoran la eficiencia de O&M en un 30 %, mientras que la optimización de la red inteligente aumenta el rendimiento global en un 50 %.

Los gobiernos se enfrentan a una transición desafiante pero crucial hacia una oferta de servicios totalmente digitalizada, si bien la selección de la solución de red adecuada puede marcar una diferencia sustancial en el éxito de este viaje. En este sentido, Huawei está totalmente capacitada para ofrecer un apoyo óptimo a los gobiernos durante el proceso de transformación digital gracias a su amplia experiencia en redes.

Huawei ha ampliado su promoción Fast Track 2.0 con entrega en dos semanas de soluciones de red, lo que refuerza su compromiso de proporcionar un acceso rápido y fiable a su gama de productos. Esta promoción estará vigente hasta el 30 de septiembre, y permitirá acortar los plazos de entrega en un momento en que la demanda mundial de soluciones de red sigue superando a la oferta.

Para obtener más información acerca de la solución de red de campus convergente de Huawei, visite esta página.