La banca europea se marca como objetivo ofrecer experiencias digitales personalizadas

  • Estrategias digitales

banca movil generica

El objetivo principal del sector bancario europeo pasa en la actualidad por crear valor para el cliente final. Antes de la pandemia, un estudio de IDC e Inetum reveló que solo el 28% de las entidades eran capaces de ofrecer experiencias digitales a sus clientes. Para el 72% restante, la crisis del coronavirus ha servido para acelerar su transformación.

Recomendados: 

7 consejos para proteger los datos de tu empresa y vencer al ransomware Leer

Anatomía del ataque a una cuenta privilegiada Leer

Los bancos están incorporando modelos avanzados de análisis de datos en sus canales digitales para conseguir ser más eficaces a la hora de reconocer las necesidades del cliente y atenderlas en tiempo real, y la pandemia ha sido un acelerador. Antes de la irrupción del coronavirus, IDC Research España, de la mano de Inetum, realizó una encuesta que evaluó el nivel de transformación digital en la banca europea y demostró que solo el 28% de los bancos europeos eran capaces de ofrecer experiencias digitales a sus clientes a nivel empresarial.

Para el 72% restante, según el informe, la crisis generada por la situación ha sido un desencadenante que ha acelerado su proceso de transformación digital. En este sentido, José Antonio Cano, director de Análisis de IDC, señala “No debemos olvidar que el objetivo principal del sector bancario pasa en la actualidad por crear valor para el cliente final, eliminando los tediosos obstáculos relativos a los procesos de solicitud, suscripción o cobro”.

Por otra parte, de acuerdo con los datos de la consultora, el 39% de los clientes europeos están dispuestos a recibir ofertas de los bancos en función a su ubicación y/o historial de transacciones. La entrega de experiencias personalizadas y contextualizadas al cliente a través de los canales digitales se ha convertido en otra de las prioridades para los bancos europeos. Además, potenciar el autoservicio está en línea con el objetivo de reducir la carga de trabajo en las ventanillas de sus sucursales.

El nuevo informe demuestra que los bancos necesitan sacar partido de tecnologías como el análisis avanzado de datos y los modelos de inteligencia artificial aplicados de forma inteligente para tomar decisiones correctas en tiempo real, aprovechar los datos de múltiples canales para mitigar las complejidades de cada cliente y evaluar mejor el riesgo crediticio. “El proceso debe ser transparente e intuitivo con un mayor grado de procesamiento directo. Esto debería permitir a los bancos seguir operando incluso durante acontecimientos impredecibles como una pandemia o un cierre presencial”, añade el experto.

Las instituciones financieras actuales se enfrentan a una nueva competencia en todos los frentes. Los actores digitales han entrado en el mercado financiero tradicional equipados con tecnología moderna y excelencia en la atención al cliente. Esto les ha permitido operar a bajo coste, reducir los precios y obtener beneficios a gran escala en pos de la transformación de su negocio de préstamos. En un momento de gran volatilidad, bajos tipos de interés y creciente competencia, las entidades financieras necesitan ser más inteligentes y eficientes para tener éxito.

En la actualidad existen cuatro factores que están impulsando la transformación de los préstamos: el auge de los préstamos alternativos (préstamos P2P), los nuevos modelos de distribución (plataformas de distribución de productos/mercados), las decisiones inteligentes de crédito abierto y las capacidades automatizadas de middle-office y back-office.

Finalmente, el informe sostiene que la pandemia ha relegado por ahora el debate sobre el cambio climático a un segundo plano, pero la ola verde está ganando importancia, impulsando la adopción de nuevos mecanismos de captación de fondos vía préstamos sostenibles.  “Cada vez son más los bancos que han trascendido la mera teoría y han comenzado a incorporar el concepto de ‘green economy ‘en sus modelos de negocio con nuevos productos, estrategias de selección de clientes, asociaciones y principios de toma de decisiones”, concluye Cano.