La Unión Europea enfrenta ataques más complejos, dirigidos y de difícil detección

  • Seguridad

proteccion datos

En su último informe sobre amenazas, la Agencia de la Unión Europea de Ciberseguridad confirma que los ciberataques son ahora más complejos, más dirigidos y que su detección es difícil. El malware, los ataques web y el phishing son los principales ciberamenazas detectadas.

Recomendados: 

La persistencia del ransomware Webinar

Protección avanzada de datos y continuidad de negocio con Nutanix y Veeam Webinar 

La era de la experiencia de cliente sin contacto Leer 

“El panorama de amenazas 2020”, de ENISA, repasa en 22 informes, disponibles en formato PDF y en forma de libro electrónico, cuáles son los principales ataques que se están produciendo en la Unión Europea, tras examinar los que se han producido entre enero de 2019 y abril de 2020. 

En líneas generales, los ciberataques en Europa se han vuelto más sofisticados, son dirigidos y más difíciles de detectar. Además, la Agencia de la Unión Europea de Ciberseguridad ha constatado que el malware es la principal amenaza, y la monetización sigue siendo la principal motivación.La publicación concluye que el malware es la principal ciberamenaza de la UE, con un aumento de la suplantación de identidad, el robo de identidad y el rescate, y que la monetización se mantiene como la principal motivación de los delincuentes.

Como se ha venido observando en los últimos meses, los autores destacan que el entorno de Covid-19 alimenta los ataques a hogares, empresas, gobiernos e infraestructuras críticas. Durante la pandemia, los ciberdelincuentes han mejorado sus capacidades, se han adaptado rápidamente y han atacado con más eficiencia.

La agencia sostiene, a modo de advertencia, hay un largo camino por delante para alcanzar un entorno digital más seguro, en parte motivado por el movimiento que se ha producido hacia entornos de trabajo a distancia y los cambios en la infraestructura que han sido necesarios por la pandemia, ha facilitado que aumenten los ciberataques personalizados, que se ven agravados con el uso de técnicas más avanzadas.

Entre las principales ciberamenazas detectadas en la UE son el malware, ataques web, phishing, ataques a aplicaciones web, spam, ataques de denegación de servicio distribuidos (DDoS), robo de identidad, brechas de datos, intrusiones, botnets, incidentes que implican robos, pérdidas, daños y manipulaciones en entornos físicosfugas de información, ransomware, ciberespionaje u criptojacking .

Con este escenario, ENISA cree que las organizaciones van a invertir más en su preparación para hacer frente a estos delitos, utilizando servicios de inteligencia de amenazas como instrumento para reducir los riesgos e incrementar la seguridad.