Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

AWS abre las primeras estaciones de tierra para conectar con las redes satelitales

  • Actualidad

satelite

Los planes de crear una red de datos satelital de nueva generación al espacio están materializándose de la mano de AWS, que acaba de poner en marcha las dos primeras bases terrestres para conectar con sus satélites. Estas instalaciones, ubicadas cerca de sus centros de datos de Ohio y Oregón, son las primeras de un total de 12 que la compañía planea construir en todo el mundo.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

En los últimos dos años varias importantes compañías tecnológicas han puesto sus miras en el espacio, lanzando planes para construir una red de datos satelital de nueva generación y con un alcance global. Esto permitirá llevar las comunicaciones modernas a cualquier parte del planeta, de forma más ágil que a través de las conexiones intercontinentales. Amazon Web Services es una de las empresas más involucradas en este avance, con varios proyectos paralelos. Por un lado, tiene planes para construir su propia red de datos espacial en colaboración con el operador de satélites Iridium Communications, pensando especialmente en los despliegues globalizados de IoT.

Por otor, ha decidido crear el servicio AWS Ground Station, que consiste en establecer diferentes estaciones de comunicación satelital en tierra, conectando sus servicios en la nube con los satélites de comunicaciones, lo que pone esta infraestructura espacial al alcance de sus clientes. Recientemente, la compañía ha anunciado la puesta en marcha de este servicio, mediante dos estaciones construidas en Ohio y Oregón, cerca de sus centros de datos de la nube. Y afirma que tiene intención de construir un total de 12 instalaciones como estas en todo el mundo, en un primer intento de llevar este servicio a las principales regiones del globo.

Para crear este modelo de conectividad satelital como servicio se ha aliado con el contratista de defensa Lockheed Martin, desarrollando un modelo de negocio que podría permitir a sus clientes ahorrar hasta un 80% en los costes de tener su propia estación terrestre. Se basa en una modalidad de pago por tiempo de acceso a la antena de comunicación con los satélites y, graias a la cercanía de los centros de datos de AWS, los datos de los clientes pueden procesarse en instancias de Amazon EC2 y almacenarse en la nube.

En su anuncio oficial, el gerente general de AWS Ground Station, Shayn Hawthorne, dijo: “Los datos satelitales ofrecen a los clientes una forma profunda de crear aplicaciones que ayudan a los humanos a explorar el espacio y mejorar la vida en la Tierra, pero el costo y la dificultad de construir y mantener la infraestructura necesaria para el enlace descendente y procesar los datos ha sido históricamente prohibitivo para todos, excepto para las organizaciones mejor financiadas”.

Continuó diciendo que “El objetivo de la estación terrestre de AWS es hacer que las comunicaciones espaciales sean omnipresentes y hacer que las estaciones terrestres sean simples y fáciles de usar, para que más organizaciones puedan obtener información de los datos satelitales para ayudar a mejorar la vida en la Tierra y embarcarse en una exploración y descubrimiento más profundos en el espacio”.