Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El European Laboratory for Open Computer Architecture tendrá su sede en Barcelona

  • Actualidad

BSC

El European Laboratory for Open Computer Architecture tendrá sede en España, según el Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS). Desde él iniciará una colaboración global para desarrollar arquitecturas de computación de código abierto.

El Barcelona Supercomputing Center – Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS) anuncia la apertura de European Laboratory for Open Computer Architecture (LOCA), cuya misión será diseñar y desarrollar en Europa chips basados en hardware de código abierto como RISC-V, OpenPOWER y MIPS, para ser utilizados en las nuevas generaciones de superordenadores y en otros ámbitos de la computación de altas prestaciones.

Según ha explicado el centro de supercomputación, será un entorno para que ingenieros informáticos y científicos de primer nivel, procedentes de empresas y de entornos académicos, trabajen conjuntamente en el desarrollo y fabricación de sistemas de código abierto, incluido hardware abierto, para diferentes aplicaciones de la computación de altas prestaciones. En este sentido, su director Mateo Valero ha dicho que “será un laboratorio colaborativo que acogerá empresas, fundaciones e instituciones académicas que comparten la visión de que es necesario crear arquitecturas abiertas para garantizar la transparencia, la competitividad y la soberanía tecnológica”.

Los objetivos de LOCA nacen en un contexto en el que el panorama tecnológico se está transformando por el incremento exponencial de análisis de datos (inteligencia artificial, aprendizaje profundo y aprendizaje automático), que requiere chips más potentes, nuevas tecnologías de memoria, almacenamiento de gran capacidad rápido y barato, un ancho de banda masivo y aceleradores para dar respuesta a las necesidades de más potencia y rendimiento de las aplicaciones.

Las arquitecturas de computación abiertas, como las que se desarrollarán dentro de la iniciativa, permiten co-diseñar el hardware y el software para dar respuestas especializadas a las distintas necesidades que tienen las aplicaciones de diferentes ámbitos, por ejemplo, las aplicaciones de grandes dimensiones destinadas a la investigación científica.

La creación de modelos para entender y predecir el cambio climático y las simulaciones para diseñar nuevos fármacos, para entender el origen y evolución del universo o para nuevos desarrollos en el campo de la ingeniería son solamente algunos de los muchos campos en los que se requiere un uso cada vez más intensivo de la supercomputación y en los que se utilizan y analizan cantidades cada vez más masivas de datos.

“La anunciamos con mucha convicción, porque “Es un paso más en nuestra filosofía de abrir camino en la creación de arquitecturas de supercomputación europeas, como hicimos en el pasado con el proyecto Montblanc, creando clústeres basados en procesadores ARM, y como lo estamos haciendo actualmente en el proyecto European Processor Initiative, desarrollando la pila de software general y un acelerador basado en RISC-V para el chip europeo”, subrayó Valero.

LOCA estará dirigido por John D. Davis, doctor en Ingeniería Electrónica (Arquitectura de Computadores) por la Universidad de Stanford y anteriormente investigador especializado en arquitectura de computadores y sistemas en Microsoft Research en Silicon Valley y con diferentes cargos técnicos en grandes compañías y startups. 

Instituciones y empresas relevantes en el campo de la arquitectura de código abierto ya han expresado su satisfacción por la iniciativa y su intención de participar en ella. Entre ellas figuran la RISC-V Foundation, la Fundación OpenPOWER, IBM o la Universidad de Berkeley en California, a través de Krste Asanovic, co-creador de RISC-V.