Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Supercomputación para investigar las enfermedades raras: la experiencia del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa

  • Casos de éxito

Severo Ochoa - Supercomputación

El centro acaba de instalar un sistema de computación avanzada de IBM con el que pretende reducir los procesos de investigación y obtener mejores resultados en la búsqueda de posibles fármacos que podrían mejorar la vida de enfermos afectados por enfermedades raras.

Más sobre Transformación Digital 

Moderniza los servicios de RR.HH. y aumenta la satisfacción de tus empleados

SAP HANA Platform: despliega todo su potencial en tu negocio

Smart cities, conectando puntos para crear un futuro más inteligente 

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

NetOps conoce a DevOps. Estado de la automatización de red

Cómo implementar automatización DevOps y lograr una verdadera agilidad cloud

El Centro de Biología Molecular Severo Ochoa utiliza la biología computacional en sus investigaciones, generando mediante ordenador modelos tridimensionales y probar sobre ellos librerías virtuales de fármacos para ver cuáles podrían ser utilizados como futuros medicamentos. Esta forma de trabajo se conoce como la experimentación in silico y utiliza supercomputadores que comprueban el funcionamiento de millones de compuestos químicos hasta dar con uno que consiga ayudar a mejorar la salud del paciente, en espacios de tiempo imposibles de alcanzar con la experimentación manual.

Para realizar esta labor, acaba de instalar un sistema de computación avanzado, el IBM Power System AC922 con 2 procesadores IBM POWER9, el mismo utilizado en Summit, el superordenador más potente del mundo, o en MareNostrum, el más potente de España. El sistema, especialmente diseñado para su uso en analítica e inteligencia artificial de alto rendimiento, permite a los biotecnólogos simular de forma virtual el comportamiento de posibles fármacos tal como lo harían en la vida real, a una velocidad inalcanzable con técnicas de laboratorio clásicas.  “El ordenador nos va a permitir acelerar esos procesos para que sean más cortos y obtener mejores resultados”, explica Paulino Gómez-Puertas, científico titular del centro.

Mediante simulación en el superordenador IBM POWER9, los biotecnólogos de este centro perteneciente a la Universidad Autónoma de Madrid y al CSIC, están especialmente centrados en estudiar una de las enfermedades más raras que se conocen, el Síndrome de Cornelia de Lange, causado por una alteración genética de la cohesina (complejo proteico presente en el cuerpo humano) que impide el correcto desarrollo físico e intelectual. Sus avances podrían llegar a beneficiar a los pacientes gracias a la colaboración con centros como el Hospital La Paz de Madrid, el Instituto de Salud Carlos III de Madrid, la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza o el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca.

Hasta ahora, el centro había probado el sistema IBM POWER8 que les había permitido multiplicar entre 15 a 30 veces la potencia de los ordenadores utilizados anteriormente por el centro. Ahora, el IBM POWER9 toma el relevo.