Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

¿Está preparado el sistema educativo para formar a los líderes de la próxima década?

  • Actualidad

jovenes-commit

Los jóvenes creen que el sistema educativo actual no les está preparando de forma adecuada para la gestión de proyectos, la toma de decisiones basada en datos, la negociación y la resolución de problemas complejos. El mismo estudio sugiere que los CEO de la generación post-milénica será muy buenos en la gestión del personal y en comunicación, y tendrán rasgos creativos.

Llegará un momento en el que el grueso de las plantillas de la próxima década estará formado por jóvenes de dos generaciones, millenials y los Z, y poco a poco irán asumiendo posiciones de liderazgo hasta llegar a la posición de CEO.

Adecco Group Institute, el nuevo centro de estudios y divulgación del Grupo Adecco, ha querido indagar en las características que tendrán los líderes de la próxima década, qué habilidades tienen y en qué flojean.

Según sus datos, los CEO de la generación Z serán “fantásticos líderes en la gestión del personal, hábiles comunicadores, y tendrán rasgos creativos”. Este grupo de jóvenes, también llamada post-milénica y que comprende a los nacidos entre mediados de los años 90 y mediados de la siguiente década, prioriza entre las aptitudes que debe tener un líder la capacidad para gestionar personal y equipos de forma satisfactoria.

Le siguen la comunicación y la creatividad y, como compañeros, valorarán la curiosidad, la rapidez para aprender y la habilidad para adaptarse a las situaciones.

Según el trabajo, esta generación de CEOs dará prioridad a perfeccionar sus competencias interpersonales, algo para ellos más importante que tener competencias técnicas. De hecho, siete de cada diez encuestados creen que las competencias interpersonales serán más importantes que las técnicas en las próximas décadas.

Quizás sea porque piensan que los actuales líderes no están a la altura en gestión de personal y dirección de equipos y, en menor medida, creatividad e inteligencia emocional.

En opinión de los participantes en este sondeo, no todos los directivos en el futuro tendrán título universitario. Lo piensa el 51% de los jóvenes y será en el horizonte del 2020. En este punto, creen que ascenderán mediante programas de aprendizaje prácticos, respaldados por educación a distancia.

Llama la atención que solo el 6% opina que las titulaciones universitarias son la mejor manera de preparar a los futuros directivos con las competencias interpersonales que necesitarán para liderar. El 55% dice que las prácticas son la mejor manera para que los futuros líderes progresen.

En línea con el cambio de cualidades que tendrán los CEO del futuro, el estudio destaca que tienen la sensación de que el sistema educativo actual no les está preparando de forma adecuada para la gestión de proyectos, la toma de decisiones basada en datos, la negociación y la resolución de problemas complejos.

En lo que consideran que están poco preparados, es en lo que respecta a conciencia intercultural e intergeneracional.

Este perfil está basado en una encuesta realizada entre más de 5.000 jóvenes de más de 30 países, entre ellos España.