Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Microsoft inicia su batalla por la sostenibilidad: quiere que su huella de carbono sea negativa

  • Actualidad

presidente cfo y ceo de Ms

La compañía dio a conocer ayer los detalles de su hoja de ruta para hacer negativas sus emisiones de carbono de aquí a 2030. Otro de sus objetivos es haber eliminado del medioambiente para 2050 todas las emisiones de CO2 que ha producido la compañía desde su fundación en 1975.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

El consumidor actual es más propenso a comprar productos a las marcas sostenibles, transparentes y alineadas con sus valores, y esto es porque cada vez hay más personas que son conscientes de los problemas medioambientales del planeta.

El mundo tiene un problema con las emisiones de carbono que expulsamos a la atmósfera y el planeta está aumentando su temperatura, con lo que se necesitan acciones que reviertan la situación. Así lo piensa Microsoft, que acaba de anunciar a través de su presidente, Brad Smith, la jefa financiera, Amy Hood, y su CEO, Satya Nadella, su ambicioso plan para reducir y, en última instancia, eliminar su huella de carbono.

Siguiendo este plan, la compañía pretende que en el año 2030 sus emisiones de CO2 tengan valores negativos y, para 2050, su objetivo es el de eliminar del medioambiente todas las que ha producido desde que fue fundada en 1975, ya haya sido de forma directa o mediante el consumo eléctrico.

Su intención es reducir progresivamente sus emisiones directas de CO2 y las que se derivan de sus compras a través de proveedores y las de la energía que utiliza, hasta que lleguen a desaparecer completamente a mediados de la década. Además, los de Redmond pondrán su tecnología a disposición de sus proveedores y clientes en todo el mundo para que también pueda disminuir su propia huella de carbono.

Asimismo, ha anunciado un Fondo para la Innovación Climática de 1.000 millones de dólares que invertirá en el desarrollo de tecnologías que permitan eliminar, capturar y reducir las emisiones contaminantes. A partir del próximo año, Microsoft ya tendrá en cuenta explícitamente la reducción de emisiones de carbono en sus procesos de compra a través de sus proveedores. Además, compartirá un nuevo Informe anual de Sostenibilidad Medioambiental, que detallará el impacto de sus emisiones y los avances por reducirlos.

Por último, la compañía, que ha publicado un post de Brad Smith en el que explica el plan, se ha comprometido a apoyar todas las medidas públicas que aceleren las posibilidades de reducción y eliminación de las emisiones de carbono.

TAGS Actualidad