IoT podría generar un valor global de entre 5,5 y 12,6 billones de dólares hasta 2030

  • En cifras

IoT

El valor económico potencial que Internet de las Cosas (IoT) podría generar en todo el mundo para 2030 es de entre 5,5 y 12,6 billones de dólares, según un informe de McKinsey. La industria, junto con el sector de la salud, son los que se beneficiarían de la tecnología.

Recomendados: 

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software? Webinar

Los tres pilares de una Transformación Digital B2B exitosa Leer

Internet de las cosas (IoT) podría generar para 2030 es de entre 5,5 y 12,6 billones de dólares en todo el mundo, Incluido el valor captado por los consumidores y clientes de los productos y servicios de IoT, esta tecnología podría generar un valor global de entre 5,5 y 12,6 billones de dólares en 2030, según el informe “Internet of Things: Ponerse al día con una oportunidad que se acelera”.

El potencial de valor económico del IoT se concentra en determinados sectores, con las fábricas a la cabeza, ya que supondrá el 26% en esa fecha. De acuerdo con el informe, este mayor potencial viene de la optimización de las operaciones en la fabricación, haciendo más eficiente la gestión diaria de los activos y las personas. Las aplicaciones de gestión de operaciones en fabricación podrían representar entre el 32 y el 39% del potencial valor económico que cree IoT.

El sector de la salud es el segundo con mejores expectativas, representaría alrededor del 10 al 14% (entre 0,5 y 1,8 billones de dólares). De hecho, en los últimos cinco años, el valor percibido de las soluciones de IoT dentro de la atención sanitaria ha aumentado y la concienciación de los consumidores ha crecido de forma significativa. Las soluciones de IoT no solo las utilizan los usuarios particulares, sino que también las ofrecen algunas aseguradoras y gobiernos como forma de mejorar la salud y los resultados de los pacientes.

Si hablamos del sector que más rápido va a creacer en términos de valor de la IoT para 2030, sobresalen los vehículos autónomos (que incluyen la automatización de la conducción parcial, o autonomía de nivel dos, y superior). Su tasa de crecimiento prevista entre 2020 y 2030 del 37% (hasta 0,3 billones de dólares en 2030, desde 0,01 billones en 2020) en el escenario de gama alta. El aumento constante del uso de sensores en los vehículos continuará a medida que los consumidores demanden mayor seguridad y fiabilidad. De hecho, durante la primera mitad de esta década, se espera que el aumento de las funciones de seguridad represente gran parte del valor añadido del IoT.

El estudio también analiza su implantación en entornos B2B (Business-to-Business) y B2C (Business-to-Client), y es el primero en el que se crerá la mayor parte del valor del IoT (cerca del 62-65% o lo que es lo mismo 3,4-81 billones de dólares) para 2030. No obstante, el segundo también está creciendo, impulsado por la adopción más rápida de lo esperado de soluciones de IoT en el hogar.

Por países, China se sitúa a la cabeza y se está convirtiendo en una fuerza global del IoT, no solo como centro de fabricación y proveedor de tecnología, sino también como mercado final para crear valor. De hecho, se espera que el mundo desarrollado represente alrededor del 55% del valor económico estimado del IoT en 2030, y que China sea responsable de aproximadamente el 26% de ese valor.