Canal de Isabel II gestionará el abastecimiento de agua con medidores inteligentes e IoT

  • Estrategias digitales

Canal Isabel II

Telefónica Tech, con el proveedor español de contadores electrónicos Contazara, se encargará del suministro y del servicio de comunicaciones para Canal de Isabel II. Empezarán por 130.000 dispositivos, aunque la empresa pública planea un despliegue masivo de 650.000 contadores de agua con comunicación integrada NBIoT de aquí a los próximos tres años.

Recomendados: 

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software? Webinar

Informe: Hacia la empresa hiperinteligente Leer

A través de este tipo de contadores y la tecnología Narrow Band IoT (NBIoT) se logra la telelectura de los datos de consumo de los usuarios, recogiéndolos de manera remota y automática. Estos dispositivos cuentan con conectividad NBIoT, que posibilita mayor alcance y penetración de la cobertura, para lugares como sótanos, arquetas o cuartos de contadores. Una vez el dato llega a las plataformas de gestión, comienzan a realizarse modelos analíticos a través de inteligencia artificial que permiten hacer un mantenimiento predictivo, lo que conlleva, entre otros beneficios, mejorar la eficiencia en el suministro de agua, detectando de forma temprana fugas en las redes, controlando consumos no autorizados o identificando bajos consumos en grupos de riesgo para poder alertar a los servicios sociales de posibles situaciones críticas.

El objetivo de Canal de Isabel II es optimizar el servicio de abastecimiento de agua, protegiendo el recurso hídrico frente a consumos no eficientes, y ofrecer un mejor servicio a sus clientes. Los usuarios pasarán de una lectura bimestral a una lectura cada hora, con lo que contarán con más información, que les proporcionará un conocimiento mucho más profundo y preciso de su consumo. De este modo, podrán hacer un seguimiento mucho más detallado de posibles consumos anómalos y tendrán a su disposición patrones de consumo comparativos, e incluso, modelos de ahorro personalizados. 

Según datos deTelefónica Tech, la aplicación de la tecnología IoT en la telemetría del agua lograría reducir un 40% las fugas de agua con los sistemas de medición inteligente, un 20% los costes de operación y mantenimiento y mejorar hasta en un 60% los índices de satisfacción del cliente. 

Además del ahorro en el consumo del agua, el mantenimiento, al pasar a ser remoto y centralizado, evita viajes al lugar físico donde se encuentran los contadores, lo que logra un impacto tanto en la cuenta de resultados como en la reducción de la huella de carbono.

Además, según explica en un comunicado la compañía de Telefónica, los dispositivos de telelectura conectados a través de NB-IoT han sido desarrollados con unas baterías que optimizan su consumo, llegando a durar hasta doce años, reduciendo así la energía consumida y alargando en años la vida del dispositivo.