Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La transformación del puesto de trabajo, asignatura pendiente en Europa

  • Estrategias digitales

teletrabajo movilidad

Menos de un tercio de las compañías europeas han adoptado una estrategia sobre el futuro del trabajo, según un estudio de IDC realizado en siete países europeos, entre ellos España. Para las organizaciones nacionales, el principal factor que impulsa la transformación del puesto de trabajo es la productividad.

Solo el 29% de las organizaciones europeas han establecido con éxito una estrategia para el futuro del trabajo, un enfoque holístico e integrado para dotar a la empresa y a sus trabajadores con las últimas innovaciones. Así lo ha confirmado IDC tras encuestar a trabajadores de empresas de España, Francia, Alemania, Italia, Polonia, República Checa y Reino Unido.

El informe, que han patrocinado Dell y VMware para ver cómo están abordando el futuro del trabajo las compañías del continente, dice que el 48% de estas empresas identificadas “organizaciones comprometidas por el futuro del trabajo” (FDO, en sus siglas inglesas), creen que la productividad de los empleados como el factor impulsor de la transformación del puesto de trabajo, un ratio que está en línea con los resultados del resto de países.

Para ellas, la principal iniciativa actualmente en curso (56%) es la implementación de programas para que los empleados actualicen sus habilidades digitales. En este punto, la media de los países europeos encuestados se sitúa en el 50%.

Sin embargo, impulsar el futuro del trabajo no consiste solo en mejorar las habilidades digitales, sino también el propio entorno de trabajo. El 43% de las empresas españolas encuestadas afirma que en su empresa el rediseño del espacio para lograr un trabajo más productivo forma parte de un programa integral que se está llevando a cabo actualmente. Francia es el país más avanzado en este aspecto, ya que más de la mitad de las organizaciones están llevando a cabo esta renovación.

Las formas de organizar el trabajo han seguido evolucionando; las FDO europeas lo han entendido y se están adaptando. Así, el 43% de las empresas españolas ha creado políticas de seguridad que aportan beneficios a la organización del trabajo, como por ejemplo la flexibilidad horaria y el teletrabajo. En esta cuestión, Reino Unido está a la cabeza, ya que dos tercios de las empresas con sede en Gran Bretaña están haciendo esfuerzos para adaptarse a las necesidades siempre cambiantes de la fuerza laboral europea.

Según el informe, las FDO seguirán acometiendo actualizaciones tecnológicas para mejorar el trabajo de sus empleados. Según IDC, en este campo son iniciativas fundamentales las plataformas basadas en la nube, el software de seguridad móvil y el acceso a herramientas desde dispositivos móviles.