Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Transformación digital, ciberseguridad e innovación tecnológica, vacunas para un turismo seguro

  • IT Televisión

El turismo se ha convertido en el principal motor de la economía española, con una aportación del 12,5% al PIB. La producción del turismo se aproximó a los 300.000 millones de euros en 2019, pero la situación actual, caracterizada por la pandemia, va a trastocar el ascenso de sus cifras. Desde el Instituto Tecnológico Hotelero y GMV recomiendan innovación tecnológica, entre otros, para paliar la situación.

Según el último informe del consejo mundial de viajes y turismo, el impacto de la pandemia en España hará que el sector turístico pierda entre 83.600 y 134.000 millones de euros; una situación que no se va a recuperar fácilmente. “En marzo pensábamos que esto iba a ser una recuperación en V, pero desde el punto de vista sanitario las cosas no mejoran y ya estamos en una recuperación en forma de U o incluso de L, y va a ser bastante duro" señala Álvaro Carrillo de Albornoz, director general del Instituto Tecnológico Hotelero, en la entrevista con IT User. "Las previsiones de abril de pérdidas de 90.000 millones de euros desgraciadamente se van a ver incrementadas. El turismo nacional ha respondido a la temporada de verano en la cornisa cantábrica, pero el turismo de sol y playa se ha visto muy afectado, y al turismo extranjero no se le ha dejado llegar. Además, la temporada alta de Canarias, que debería empezar ahora, no va a empezar y este fin de año va a ser muy duro”, añade. A esta preocupante situación, se suma la de los ERTES. "Están vigentes hasta final de septiembre, veremos si se prolonga hasta final de diciembre, Pero esto es "dopping". Vamos a estar anestesiados por los ERTES, pero cuando acaben, ¿qué vamos a hacer? Si no hay demanda no tiene sentido que haya empresas turísticas”, declara Carrillo.

El sector ha puesto en marcha multitud de medidas de seguridad para poder hacer un turismo seguro. “Se trabajó con la Secretaría de Estado de Turismo y con el Instituto de Calidad Turístico en desarrollar los protocolos para que la oferta turística española estuviese preparada desde el punto de vista sanitario. Lo hicimos bastante bien y toda la oferta ha estado preparada para recibir turistas. Lo malo es que no ha habido demanda como para poner en práctica todo lo que hemos hecho”, afirma Carrillo. “Se ha modificado el protocolo de los establecimientos turísticos. Hoteles, oferta complementaria, restaurantes...; todos estamos ya acostumbrados a bajarnos el código QR para ver la carta de los restaurantes, por ejemplo. Necesitamos que haya un incentivo para dotar de confianza a la demanda. Necesitamos que sanitariamente esto mejore porque la oferta ha hecho los deberes con los protocolos”, asegura Carrillo.

A nivel tecnológico, en esta primera fase de supervivencia se han implantado medidas urgentes para cumplir con la normativa. “Hemos visto aplicaciones de contacto cero para hacer check-in online, el directorio de servicios etc. También ha habido que implantar soluciones de teletrabajo, o IA con visión artificial para el control de aforo, el uso de mascarillas, el aumento de las tareas de limpieza… Ahora estamos entrando en una fase de reactivación y de cuestionamiento donde caben otras tecnologías de la transformación digital como los destinos turísticos inteligentes. La RPA va a coger fuerza para cambiar procesos engorrosos como tareas más administrativas, procesos de reservas, redirección de datos, gestión de reembolsos y devoluciones, etc.”, comenta Joan Antoni Malonda, Tourism Business Developer en GMV. Y es que el sector está en otra fase, en la de automatizar ciertas tareas para ahorrar tiempo y costes. “Por ejemplo, ofrecer chatbots que hagan el proceso preliminar como con las soluciones de telemedicina para no desplazarse al centro de salud. Vigilancia digital, control de la reputación online, conocer la competencia, detectar si hay fuga de información, campañas de phishing…”, prosigue Malonda.

Atención a la ciberseguridad

Sin embargo, y como en todos los ámbitos, a mayor digitalización, mayor necesidad de controlar los ciberriesgos. “Hemos visto desde el equipo de inteligencia y ciberamenazas de GMV un incremento de campañas de phishing relacionados con la COVID-19 que han ocurrido en el sector hotelero, como en la cadena Marriott, donde ha habido ataques masivos de robos de datos personales”, dice Malonda. “Ante estos ataques hace falta un buen plan para actualizarse y seguir la normativa vigente, más control y test de intrusión de las apps de manera periódica y modificar todas las tecnologías y soluciones que tenemos en nuestra casa como el wifi para garantizar la seguridad. Todo esto, además de la educación digital es muy importante. Concienciar a los trabajadores porque el eslabón más débil en la ciberseguridad es el factor humano. No abrir ciertos enlaces, ciertos correos etc..”, añade Malonda.

En GMV han apostado por la innovación desde el primer momento; el 10% de su facturación es invertida en proyectos I+D+i. Además, la compañía está involucrada en la recuperación del sector turístico con iniciativas que favorecen la colaboración con empresas del sector, independientemente de su tamaño. “Estamos abiertos a que las empresas del sector turismo nos cuenten sus necesidades y desafíos y crear medidas de manera conjunta. No hay una receta mágica pero la combinación entre transformación digital, ciberseguridad e innovación tecnológica son una buena vacuna para el turismo seguro”, concluye Malonda.