Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los switches 400G, listos para mejorar las infraestructuras del datacenter

  • Actualidad

Cisco Datacenter

Los conmutadores 400 Gigabit Ethernet ofrecen más ancho de banda y mayores capacidades para facilitar el crecimiento que necesitan las redes de compañías cloud a hiperescala, grandes organizaciones y proveedores de servicios.

Son una evolución que permitirá disponer de redes más potentes y Cisco está a punto de trasladarlos a su oferta. La firma ha anunciado los switches Nexus 400G para la primera mitad de 2019, pero comenzará las pruebas de campo con los clientes en diciembre de este año, dando tiempo a los departamentos de TI para planificar los tests con este tipo de conmutadores, de los que Dell'Oro prevé que sus ventas crezcan rápidamente, alcanzando un valor de 1.500 millones de dólares en 2019 y más que duplicándose en 2020.

Los switches 400G de Cisco tienen un tamaño mucho más compacto y proporcionan cuatro veces más ancho de banda y cuatro veces más escalabilidad que los existentes, pero sin necesitar cuatro veces más energía. Y, al estar basados en su porfolio Nexus, sus clientes pueden elegir implementar 400G de la manera que mejor se adapte a sus necesidades y, además, se pueden usar solos o combinados con su software de seguridad, automatización, visibilidad y analítica, explica la compañía en un comunicado.

 

 

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Según explica la multinacional, está trabajando activamente con partners y terceras organizaciones para impulsar la estandarización y la interoperabilidad en torno a 400G, y ofrecerá a las empresas opciones de implementación flexibles, en función de sus necesidades y cargas de trabajo específicas. “Los clientes pueden elegir las opciones que mejor se adapten a sus necesidades, ya se trate de escalabilidad web, redes de alta densidad, aplicaciones especializadas o redes basadas en la intención”, indica.