Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La Red cumple los 30 con la mirada puesta en un futuro siempre joven

  • Actualidad

De unos pobres hipertextos a toda una vorágine creativa, la evolución de la web es revisada ahora que cumple 30 años y no puede dejar una mejor perspectiva: su diseño sólo la puede hacer crecer y rejuvenecer.

Youtube y los youtubers, Instagram y los instagramers, influencers y bloggers... Si alguien nos hubiera hablado así en los 90 lo hubiéramos tomado por un loco o un extraterrestre. Hoy son términos habituales forjados al calor de una red que ha cambiado radicalmente el mundo en sus tres décadas de existencia. Sí, la Web acaba de cumplir los 30 y nos fuerza a echar un vistazo al pasado para tratar de comprender nuestro presente y poder así proyectar una mirada de futuro. 

Nadie mejor para esta tarea que su inventor, Tim Berners-Lee. Un protocolo suyo enviado a su jefe en el CERN de Ginebra (Organización Europea para la Investigación Nuclear), un ya lejano 12 de marzo de 1989, dio pie al inicio de la Web. Consistía en un sistema de intercambio de datos entre los 10.000 científicos de la institución. Esta semana fue entrevistado por la BBC y sus preocupadas palabras fueron difundidas por todo el mundo a través de miles de medios online. Unas inquietudes muy centradas en la posibilidad real de "manipular" los datos del usuario. 

"Estoy muy preocupado por la indecencia y la propagación de la desinformación. Cuando se destapó el caso de Cambridge Analytica, la gente se dio cuenta de que las elecciones se pueden manipular usando datos que ellos mismos han proporcionado", comentó alrededor de la propaganda digital pro-Trump en las últimas elecciones estadounidenses antes de señalar las tres mayores amenazas para su invento: el hackeo, el clickbait y las discusiones polarizadas y agresivas.

Frente a todo ello, el creador propone nuevas leyes y sistemas de comportamiento en la Red: "Necesitamos cooperación en la Web con el gobierno, la población civil y cargos electos que tomen decisiones y actúen cuando los intereses del sector privado amenacen los bienes públicos", explicó quien, aún con todo, mantiene la esperanza en un buen uso de la Red y en una futura ruptura de la brecha digital que la deje "disponible para todo el mundo". 

Mantengamos, pues, la fe. De algún modo estamos obligados a ello. No obstante nuestro universo está definitivamente marcado por una creación que en 30 años ha evolucionado de un grupo de textos, hipertextos y confusos menús a todos esos millones de páginas que hoy navegamos, a creaciones tan democráticas como los blogs o Youtube, o a esas redes sociales sin las cuales el mundo nos resulta ya inimaginable. Y es que acaso sea ésta la gran paradoja de la Red. La de que, como cantaba Bob Dylan, sea mucho más joven ahora que entonces. Celebrémoslo, pues... ¡y a por el medio siglo con esperanzas renovadas!