Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

España albergará uno de los grandes superordenadores europeos

  • Actualidad

Mare nostrum

España será una pieza importante de EuroHPC, el plan europeo para liderar el área de supercomputación a nivel mundial. La Comisión Europea acaba de anunciar que España acogerá uno de los grandes superordenadores europeos de esta iniciativa, para lo que podría invertir cerca de 100 millones de euros, su inversión más alta en una infraestructura de investigación en España.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

El Centro Nacional de Supercomputación, conocido como Barcelona Supercomputing Center, ha sido elegido como una de las tres instituciones que acogerá los grandes ordenadores pre-exascala de la red de supercomputadores de alta capacidad, en cuyo desarrollo podría invertir cerca de 100 millones de euros, su inversión más elevada en una infraestructura de investigación en España.

El futuro ordenador, MareNostrum 5, tendrá una potencia pico de 200 Petaflops (200 mil billones de operaciones por segundo) y se pondrá en marcha el 31 de diciembre de 2020. Además del resto de patronos del Centro Nacional de Supercomputación (la Generalitat de Cataluña y la Universidad Politécnica de Cataluña), la instalación del superordenador europeo en España ha contado con el respaldo de Portugal, Turquía, Croacia e Irlanda, países participantes de EuroHPC que colaboran en el proyecto.

El anuncio de la Comisión es uno de los pasos previstos en la hoja de ruta de la CE y los estados que forman la EuroHPC Joint Undertaking para que la Unión Europea se mantenga en un lugar destacado de la carrera internacional en el terreno de la supercomputación.

El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, ha subrayado que es una “inmensa alegría que la CE haya apostado por la candidatura española para albergar uno de sus superordenadores de última generación en el Centro Nacional de Supercomputación de Barcelona”. El ministro ha resaltado el trabajo realizado por el Gobierno de España y la importante colaboración del resto de países que han respaldado la candidatura para conseguir “instalar en Barcelona un superordenador, el MareNostrum 5, que contará con una potencia muy superior a la del actual y permitirá a España liderar el futuro mapa de la supercomputación en Europa”.

Duque explicó que la supercomputación “ha sido y es un área estratégica para España” y que el Centro Nacional de Supercomputación “es un referente mundial en ciencia e innovación, con 600 trabajadores altamente cualificados que proceden de más de cuarenta países y un departamento de investigación en Ciencias de la Computación de primer nivel internacional”. Por último, ha destacado “el trabajo que está desarrollando la CE en esta área tecnológica para que Europa pueda seguir compitiendo con Estados Unidos, China y Japón, que han avanzado mucho en este campo”.

El Centro Nacional de Supercomputación tiene una doble función: ofrecer infraestructuras y servicio a los científicos españoles y europeos, y generar conocimiento y tecnología para transferirlos a la sociedad.

Es un consorcio público formado por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades del Gobierno de España (60%), el Departamento de Empresa y Conocimiento de la Generalitat de Cataluña (30%) y la Universidad Politécnica de Cataluña (10%).