Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Tres casos de uso que impulsan la Inteligencia Artificial en el campo de recursos humanos

  • Actualidad

inteligencia artificial

Las empresas y departamentos de recursos humanos están comenzando a entender las posibilidades que ofrece la inteligencia artificial para el reclutamiento de personal y para sus operaciones internas. Los especialistas de Gartner han identificado los tres principales casos de uso que están impulsando el uso de IA en RRHH, que en los próximos años revolucionarán completamente el sector.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

El proceso de digitalización de una organización abarca numerosas áreas, pero ciertos departamentos, como el de recursos humanos, ha tardado más en comprender los beneficios que pueden aportar las nuevas tecnologías. Pero actualmente hay una tecnología que ha comenzado a calar hondo en el campo de los recursos humanos, y es la inteligencia artificial, que ya está ayudando a empresas de captación de talento y a los departamentos de RRHH a avanzar hacia un futuro más digitalizado e inteligente.

Para comprender mejor cómo está influyendo la IA en este campo, los expertos de Gartner han realizado una investigación para determinar cuáles son los casos de uso más importantes en este campo. En palabras de Helen Poitevin, vicepresidenta de investigación de la consultora, “Hay un buen número de líderes de recursos humanos que están interesados ​​en aplicar AI en áreas como la gestión del talento, la prestación de servicios de recursos humanos y la gestión de la fuerza laboral. Nuestra última encuesta encontró que el 23% de las organizaciones que ya estaban llevando a cabo proyectos piloto o utilizando AI, lo estaban haciendo en el área de recursos humanos y contratación”.

Añadió que “A menudo, las organizaciones demuestran el uso de AI en el campo de recursos humanos después de haber demostrado valor en otras áreas de negocios”. Y dijo que “En la gestión del capital humano, las aplicaciones de inteligencia artificial predominan en las situaciones que enfrentan empleados y candidatos”. Según su investigación, los tres principales casos de uso actuales para la IA en el área de recursos humanos son:

Captación de talento

Según indica Gartner, la inteligencia artificial para a la adquisición de talento tiene mala prensa, debido a los problemas que puede haber con el sesgo en los criterios de evaluación, que pueden conducir a diferentes formas de discriminación. Y este temor aumenta si se elimina el control humano sobre el proceso de selección y contratación.

Pero, como dijo Poitevin, “Reconocemos que ninguno de los proveedores de tecnología u organizaciones que buscan aplicar la inteligencia artificial en el dominio de reclutamiento persiguen tal objetivo. Los reclutadores, que utilizan con más frecuencia la inteligencia artificial antes de la contratación, comienzan con el análisis del mercado laboral, la identificación de competencias, el emparejamiento de habilidades y la detección de sesgos en las descripciones de puestos y la clasificación de candidatos”.

Añadió que, por su parte, “Los reclutadores de recursos humanos usan los chatbots para programar citas o responder preguntas comunes. Por ejemplo, una gran multinacional en la industria de los hospitales ha estado usando esta capacidad para mejorar la experiencia de los candidatos y la eficiencia del reclutador, todo esto con un alto volumen de contratación”.

Según Gartner, las organizaciones con más cantidad de candidatos disponibles, o aquellas que tienen dificultades para encontrar perfiles poco comunes, son las que probablemente invertirán en inteligencia artificial aplicada a la captación de talento y la contratación, ya que permite acelerar mucho el proceso de búsqueda y clasificación de candidatos, agilizando procesos que de otra forma llevarían demasiado tiempo, o serían muy complicados de llevar a cabo con la velocidad que requiere la organización.

En este sentido, Poitevin señaló que “En general, las aplicaciones de IA pueden analizar e interpretar las respuestas de los candidatos y predecir el grado de ajuste y el rendimiento de los candidatos para las vacantes actuales y otros roles potenciales. Las aplicaciones de IA también deberían poder realizar tareas administrativas repetitivas y permitir que los reclutadores se centren en tareas estratégicas”.

Todas estas ventajas hacen que el futuro de la búsqueda de talento y de las tareas de contratación esté ligado íntimamente a la inteligencia artificial, especialmente en las grandes empresas y en las organizaciones dedicadas en exclusiva a este sector. Pero para que esta estrategia tenga éxito y las empresas, en general, decidan extender el uso de la IA a este campo, es preciso abordar los problemas del sesgo en la programación de los algoritmos inteligentes, aportando más confianza al proceso.

Pero esta es una barrera que los desarrolladores de inteligencia artificial quieren derribar lo antes posible, ya que afecta a todos los ámbitos en los que la IA toma decisiones vinculadas a las personas. Por ahora es difícil romper la opacidad del funcionamiento interno de estas aplicaciones inteligentes, pero poco a poco se están creando sistemas más transparentes, que permiten a los usuarios tener más control sobre los criterios de análisis y evaluación de la información.

Voz del empleado

El segundo caso de uso más importante para la inteligencia artificial dentro del campo de los recursos humanos es el análisis de la Voz del Empleado (VoE), una forma revolucionaria de mejorar la forma en que se monitoriza el compromiso de los empleados. Gracias a la aplicación de esta novedosa tecnología las empresas pueden entender con más profundidad las inquietudes y motivaciones de los empleados, tanto para estar comprometidos con la organización como para sentirse a disgusto con su situación o sus condiciones de trabajo.

Como ejemplo, Poitevin, dijo que “al analizar los comentarios compartidos en una encuesta de compromiso de empleados, una organización pudo descubrir que una caída en el compromiso de un grupo de empleados en realidad se debía a problemas con el uniforme de trabajo, algo que podía solucionarse de forma directa y sencilla. Esto ayudó a la organización a evitar el desgaste innecesario, costoso e indeseado”.

Tradicionalmente, los líderes de recursos humanos han empleado encuestas internas para conocer las opiniones de los trabajadores, pero esta fórmula no siempre proporciona resultados fiables. Además, la obtención de resultados es lenta, algo que se puede soluciona gracias a la inteligencia artificial. Mediante el análisis inteligente de la voz del empleado, las máquinas de IA proporcionan una mejor forma de detectar, analizar y comunicar los sentimientos y las actitudes de los trabajadores, que pueden expresarse a través de más canales.

Estos canales abarcan las redes sociales internas para los empleados, los comentarios y las herramientas internas de colaboración, entre otros. Cotejando toda esta información mediante la IA, el departamento de recursos humanos es capaz de identificar mejor el estado del personal en relación a su trabajo y a los cambios en la empresa, lo que permite realizar un seguimiento más fiable de la salud de su cultura corporativa.

Como señala Gartner, las herramientas de VoE basadas en técnicas de inteligencia artificial emplean numerosas tecnologías, como el reconocimiento del lenguaje natural y el análisis de texto, entre otras, que permiten unificar la información reflejada en diferentes canales de forma automatizada. Esto permite estar al tanto de la situación y detectar tendencias de cambio ante nuevas situaciones, como reestructuraciones de plantilla o cambios en el enfoque de la empresa, que pueden tener un impacto negativo en el entorno laboral.

Asistentes virtuales

Una de las tecnologías basadas en IA que va a experimentar un crecimiento explosivo a partir de este año es la de los asistentes virtuales. Estos sistemas ganaron popularidad inicialmente en el entorno del consumo, con asistentes de voz para teléfonos móviles, pero actualmente han dado un salto enorme hacia nuevas aplicaciones en diferentes entornos, incluyendo las empresas.

En el campo de los recursos humanos los asistentes virtuales están en una etapa muy temprana de adopción, pero los expertos de Gartner afirman que en los próximos años van a convertirse en uno de los casos de uso más destacados de la IA en RRHH. Su visión es que habrá una interfaz única para cada proceso de recursos humanos, por ejemplo, para responder a las consultas de los empleados, ofrecer información sobre las métricas de talento dentro de la organización o para dar órdenes que guíen los pasos del flujo de trabajo.

Actualmente, la mayoría de asistentes virtuales basados en IA que se emplean en el área de recursos humanos son chatbots inteligentes asociados a los centros de contacto con clientes o a flujos de trabajo help-desk. Según Gartner, las organizaciones que ya han implementado con éxito estas tecnologías han logrado un alto porcentaje de aceptación entre los empleados, y han registrado un importante descenso en las consultas de tipo help-desk de los empleados.

Esta tecnología está dando sus primeros pasos en el campo de los recursos humanos, pero su verdadero potencial todavía está por determinar. Aún así, antes de lanzarse a implementar asistentes virtuales inteligentes en diferentes campos dentro de los RRHH, los expertos recomiendan ir paso a paso. Por ello, Poitevin recomendó a los líderes que comiencen por desarrollar soluciones concretas a unas pocas preguntas habituales de tipo help-desk, tomándose unos años para analizar el comportamiento del sistema y de los empleados, hasta tener la base que permita desarrollar un asistente virtual efectivo y verdaderamente útil, que se pueda aplicar a otras tareas dentro del área de RRHH.

Estos tres casos de uso para la inteligencia artificial en el campo de los recursos humanos ya están demostrando su utilidad, y han sido adoptados con éxito en numerosas organizaciones. De car al futuro, se espera que su uso se extienda, hasta un punto en el que se producirá una sinergia entre estas aplicaciones de IA y las aplicadas en otras áreas del negocio. El futuro será una IA central que unificará todos los datos y la inteligencia dentro del negocio, permitiendo una mayor interacción entre departamentos, y mejorando el desempeño general de la organización. Pero, por ahora, la IA se irá desarrollando de forma más o menos compartimentada, y en el área de recursos humanos todavía tiene mucho camino que recorrer.