Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los empleados solo aplican el 54% de las nuevas habilidades en las que se forman, según un estudio

  • Actualidad

empleados-foto INCIBE

La cantidad de habilidades que se requieren para un puesto de trabajo aumenta anualmente un 10%, pero la realidad muestra que los empleados solo utilizan algo más de la mitad de aquellas en las que se forman, según un estudio de Gartner TalentNeuron. ¿Qué está pasando?

Recomendados: 

España Digital 2025 Leer 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar ondemand

Las empresas son conscientes de que el déficit de talento es un problema y de que es necesario formar a los empleados en nuevas habilidades, pero los resultados de un nuevo estudio de Gartner, a través de su unidad TalentNeuron, sugieren que algo no funciona.

Según este trabajo de la consultora, el número de habilidades que se les piden a los trabajadores aumenta un 10% cada año pero, al final, éstos solo aplican el 54% de las nuevas capacidades aprendidas. Es más, los datos revelan que el 33% de las competencias necesarias para un puesto hace tres años, ya no son relevantes.

El impacto de la pandemia, unido a otros factores como la rotación de directivos y los cambios de estrategia, acrecientan la necesidad de nuevas habilidades para que las plantillas puedan adaptarse a las nuevas formas de trabajar. Lo que ha ocurrido, explican los expertos de Gartner, es que los departamentos de Recursos Humanos, han tenido que adoptar un enfoque reactivo para abordar las necesidades a medida que surgen, y ése es el motivo por el  que no se utilizan prácticamente la mitad de las nuevas capacidades que se adquieren.

La presión puede llevar a estos departamentos a adoptar un enfoque predictivo, pero ¿funciona? Según Gartner, no.  La situación es la siguiente: seis de cada diez responsables d RR.HH aseguran estar presionados por sus CEOs para que los empleados tengan las habilidades que va a necesitar en el futuro y, de acuerdo con el 69%, los empleados también exigen oportunidades de desarrollo, lo que implica que quieren estar preparados para desempeñar nuevos roles en la organización.

Sin embargo, los expertos de la consultora creen que predecir lleva a las organizaciones a centrarse en las competencias equivocadas, ya que las necesidades cambian y, al final, los empleados solo emplean el 37% de las habilidades que aprenden.

La solución: un enfoque dinámico
¿Entonces, qué hacer? La solución pasa por adoptar un enfoque dinámico que facilitará que los empleados aprovechen las tres cuartas partes de las nuevas competencias. Bajo este modelo, las áreas de RR.HH. pueden percibir cómo cambian las necesidades y responder de manera dinámica, tratando de alinearse con la organización (personas, sistemas y estrategias) en tiempo real. Es decir, prepararse para percibir los cambios en tiempo real y desarrollar las habilidades rápidamente. Este planteamiento exige, además, que la empresa sea transparente en lo referente a qué competencias necesita y cuáles ya no son necesaria, habilitando canales para intercambiar esa información y conseguir encajar esos requerimientos.