Más de la mitad de las empresas españolas usan ya tecnología de contenedores o prevén hacerlo en el corto plazo

  • Actualidad

Edge, Contenedor, tecnologia

Un 53% las compañías españolas que han participado en un estudio de IDC Research España ya utilizan contenedores o tiene intención de hacerlo a corto plazo. Su uso va a registrar un importante aumento, ya que crecerá de media un 67% hasta 2023.

Recomendados: 

Generando confianza en la cadena agroalimentaria con blockchain: descubre IBM Food Trust Webinar

Tecnologías que impulsan el cambio en el sector de la construcción: así son los disruptores digitales Leer

Un futuro digital para la construcción mundial Leer 

La tecnología de contenedores permite empaquetar aplicaciones de una manera sencilla y portable, facilitando la ejecución allá donde queremos que esté funcionando, ya sea una nube privada, nube pública, en el ordenador personal o en todas a la vez. Esta capacidad permite a los desarrolladores ser más autónomos en sus entornos de desarrollo, aumentando así la eficiencia de los equipos de desarrollo y de operaciones de TI.

Con esta descripción comienza el informe “Tecnología de contendores en España: Estado del arte y Perspectivas”, que ha realizado IDC Research España para Telefónica Empresas y NetApp a partir de una encuesta realizada entre directores de TI de organizaciones españolas.

A día de hoy, un 53% ya hace uso de contenedores o tiene intención de hacerlo a corto plazo, y un porcentaje mayor, un 70%, considera que esta tecnología resulta útil para su estrategia tecnológica. Por eso no es de extrañar que la estimación de la firma de análisis sea que su utilización va a aumentar en los próximos dos años, en los que, de media, experimentará incrementos de un 67%.

El crecimiento del empleo de contenedores en producción va a superar al de contenedores en desarrollo, según los datos de la encuesta que apunta que “en España únicamente un 38% de las organizaciones los emplea o lo va a empezar a usar exclusivamente para desarrollo”. Además, la mayoría de las empresas sondeadas indica que menos de un 20% de sus aplicaciones son utilizadas en entornos de contenedores, aunque se espera que este porcentaje sobre el total aumente notablemente en los próximos años.

Por otro lado, el 55% de los encuestados hacen o van a hacer uso de contenedores en despliegues ubicados en la nube, porcentaje que se prevé que aumente significativamente en años venideros, principalmente gracias a la nube privada. De entre aquellos que se despliegan en instalaciones propias (on premise) casi un 30% facilitan la integración con soluciones de almacenamiento de otras nubes.

Además, la gran mayoría (80%) ya realiza backup de sus procesos de contenedores, y un porcentaje aún mayor ejecuta dispositivos de alta disponibilidad.

Otro aspecto importante tiene que ver con la monitorización de las cargas en contenedores y la gestión del ecosistema que hacen las organizaciones de manera interna o externa. En este sentido, destaca que aproximadamente la mitad de los encuestados no monitoriza las cargas de trabajo, lo que muestra una idea del importante recorrido que existe en este ámbito, especialmente en entornos productivos.

Por otra parte, solo una de cada cinco empresas encuestadas emplea recursos externos para la gestión del ecosistema de contenedores. Este grado de externalización relativamente bajo puede estar relacionado con que es una tecnología que en numerosos casos atienden a procesos core de las compañías, por lo que su gestión se realiza habitualmente desde la propia empresa.

Retos y ventajas
En cuanto a los desafíos a los que se enfrentan las organizaciones que han dado el paso hacia la tecnología de contenedores, destacan principalmente los relacionados con la seguridad, así como con el cambio cultural. Este último aspecto tiene que ver principalmente con la nueva manera de trabajar que supone el paso a contenedores en muchas organizaciones.

En lo que concierne a las ventajas derivadas del uso de esta tecnología, los encuestados destacan como prioritaria la agilidad de los despliegues. Uno de los principales beneficios en el uso de contenedores radica en el hecho de que las aplicaciones se pueden abstraer del entorno en el que se ejecutan, lo que facilita el despliegue de estas aplicaciones con independencia del entorno.