El Centro Nacional de Supercomputación se prepara para albergar el MareNostrum 5

  • Actualidad

BSC-nueva sede

El Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS) ha iniciado la actividad en su nueva sede corporativa, unas instalaciones de 12.000 metros cuadrados, en cuyo sótano se está construyendo una nueva sala que albergará el futuro MareNostrum 5.

Recomendados: 

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Webinar

Atención pública al ciudadano: hacia una relación de 360 grados Evento

El BSC estrena su nueva sede corporativa, el BSC-REPSOL Building, un edificio de 12.000 m2, que cuenta con cuatro plantas de oficinas, 35 salas de reuniones, dos aulas de formación, un auditorio y diversos puntos de encuentro para fomentar el intercambio de conocimiento entre los investigadores.

Dos tercios de la plantilla del centro, 530, estarán ubicados en esta sede, y el resto, hasta 765 trabajadores, están instalados en edificios próximos que, como el BSC-REPSOL Building, comparten ubicación en los jardines de Torre Girona.

El BSC-REPSOL Building ha tenido un coste de 19,6 millones de euros y ha sido financiado con las aportaciones de los patronos del centro (Ministerio de Ciencia e Innovación, Departamento de Investiación y Universidades de la Generalitat y Universidad Politécnica de Cataluña), y la colaboración de la Fundación Repsol y del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

El nuevo edificio del BSC-CNS está conectado, a través de una pasarela, al que hasta ahora ha sido el edificio más emblemático del centro, la capilla Torre Girona, que actualmente alberga el superordenador MareNostrum 4. En sus sótanos se está construyendo una nueva sala para superordenadores, que permitirá ampliar la instalación de infraestructuras de supercomputación de más volumen y capacidad, como el futuro MareNostrum 5. Cuando esto suceda, la capilla de Torre Girona se mantendrá como espacio icónico y visitable, albergando infraestructuras de supercomputación y datos de primer nivel.

El director del BSC-CNS, Mateo Valero, ha destacado que “este nuevo edificio simboliza, de alguna manera, el crecimiento que ha experimentado el BSC-CNS en sus poco más de 15 años de existencia”, y ha afirmado que “una de sus aportaciones fundamentales es que permitirá una mayor interacción entre los más de 600 investigadores del centro, que hasta hace poco estaban repartidos por diferentes edificios y ahora dispondrán puntos de encuentro para intercambiar ideas, experiencias y crear nuevas sinergias, con todo lo que ello tiene de positivo para la creación de conocimiento".

El BSC coordina y lidera desde 2007 la Red Española de Supercomputación, en la que colaboran trece nodos distribuidos en once Comunidades Autónomas para proporcionar servicios de computación y datos a la comunidad investigadora.