Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El consumidor interconectado

  • Opinión

nacho velilla_imagen

En un mundo en constante cambio, los consumidores, al igual que todos los elementos que fluctúan en un mercado globalizado, se están adaptando constantemente a las nuevas tecnologías que afectan a sus hábitos, a su estilo de vida y, por supuesto, a su forma de consumir y de adquirir productos y servicios.

Tribuna de Opinión de Ignacio Velilla, Managing Director de Equinix en España

El comercio tradicional y, en general, el término “tradicional” por sí mismo es un concepto que se ha relativizado y que debe asumir las reglas de un mundo que ahora se comunica a través de “unos y ceros” en prácticamente todos los ámbitos. Hasta ahora, por regla general, las nuevas tecnologías habían coexistido con lo tradicional y cada parte había mantenido y encontrado su hueco —como la radio ante la llegada de la televisión o el tren frente a la invención del avión—; pero, indiscutiblemente, la comunicación en cualquiera de sus formas ya no se entiende fuera del lenguaje digital. Ya no es una cuestión de elegir entre un formato u otro: lo analógico, por su coste, su lentitud y sus limitaciones tiene los días contados.

Cuando compramos también estamos, en buena medida, comunicándonos: establecemos contacto con un vendedor que nos ofrece un producto o servicio para cubrir una necesidad. Esa comunicación, como ya hemos apuntado, se está estableciendo cada vez más en un entorno digital y para optimizar esa experiencia de compra es necesario enviar y recibir de forma privada, directa, segura y ultrarrápida la mayor cantidad de información posible de los productos: si están disponibles cerca de una ubicación; si se encuentran en una talla o tamaño concreto; si estarán disponibles próximamente en caso de haberse agotado… toda esta información puede conocerse en tiempo real en un entorno interconectado para beneficio tanto del que compra como del que vende, optimizando así tiempo, logística, recursos y, en definitiva, costes.

Las actuales capacidades tecnológicas permiten que los mayoristas y el sector retail integren ecosistemas, nubes y capacidades analíticas para ofrecer capacidades nuevas y atractivas, una mejor experiencia de venta y una compra cada vez más dinámica y personalizada en un entorno omnicanal. En el retail tradicional, las limitaciones se han establecido por la utilización de una infraestructura centralizada en la que no se ha podido desarrollar la integración del servicio que se ofrece en la tienda física y lo que es capaz de complementar la tienda online. Sin embargo, una plataforma de interconexión, además de conectar todos los datos, simplifica los procesos de participación digital y permite paralelamente al sector retail obtener información sobre los clientes o potenciales clientes, pudiendo así adaptar la experiencia de compra de los consumidores y satisfacer las necesidades en tiempo real en cuanto a existencias en el inventario o a variaciones del mercado. De esta forma, es capaz de predecir comportamientos y ajustar la producción a una demanda que puede calendarizarse —al menos de forma tentativa—, algo que hasta hace pocos años solo podíamos soñar.

Crecimiento exponencial

La tendencia del mercado es más que clara: la participación global de los ingresos de las ventas online prácticamente se está duplicando en el actual periodo 2016-2020, creciendo en un 87% anualmente; esto supone que las ventas de retail se están integrando cada vez más en el mundo online, ofreciendo experiencias de autoservicio personalizadas, estandarizando la gestión o permitiendo escalar las capacidades digitales necesarias para fidelizar el mayor número de clientes. Toda esta transformación digital es posible gracias a Platform Equinix®, la mayor plataforma de interconexión, que permite a empresas de los cinco continentes conectarse de forma fácil y privada a través de 200 data centers presentes en más de 50 mercados, permitiendo así el máximo alcance geográfico logístico y de capacidad.

Equinix trabaja para que las empresas conecten a sus consumidores dentro de sus canales en el mundo digital ofreciendo cobertura de ubicación global e interconectando los datos de forma privada y con total seguridad. Al mismo tiempo integra, estandariza y simplifica el control de la gestión y el almacenamiento de toda la información.

Las empresas de retail que quieran ser competitivas deben ser conscientes de que tienen que ofrecer una experiencia de compra omnicanal, donde se integren de forma natural todas las maneras posibles de adquirir un producto o servicio. Construyendo puntos de intercambio de compra y venta entre clientes y comercios en una plataforma de conexión dinámica se consigue —además de poder predecir los hábitos que los compradores van a tener en un momento determinado— personalizar al máximo los servicios, los productos y los mensajes que queremos hacerles llegar para conseguir captar la atención acerca de algo que se ajusta a sus intereses. Así, en un mundo digital e interconectado, todos ganamos.

 Ignacio Velilla, Managing Director de Equinix en España