Abierto por vacaciones, la ciberdelincuencia no descansa

  • Opinión

Vacaciones de verano

Durante el periodo de vacaciones todo se para. Cierran los colegios, cierran las tiendas, quizás hasta cierra nuestra empresa. Nuestra rutina en el trabajo, todo lo que acostumbramos a aplicar en materia de seguridad, de repente ya no parece tan importante. Porque, total, en verano no hay nadie.

Tribuna de opinión de Miguel Ángel Arroyo, Business Security Manager de SEMIC

No somos conscientes de que el mundo sigue girando hasta que volvemos al cabo de unas semanas a nuestra mesa de la oficina y “oh, horror. Algo ha pasado”: hemos sufrido un ciberataque. Aquellos archivos que dejamos antes de irnos ya no están, o nos han comprometido el sistema. Hemos expuesto nuestra información por culpa de una vulnerabilidad. ¿Cómo ha podido pasar?

Todo empieza antes de irnos de vacaciones, antes de cerrar nuestro ordenador, antes de repasar las últimas tareas. Es imprescindible que antes de todo esto, realicemos un correcto chequeo de puntos básicos de ciberseguridad para irnos con la tranquilidad de saber que lo hemos aplicado todo correctamente. ¿Qué podemos hacer para asegurar que nuestra empresa está protegida durante las vacaciones de verano? Revisar la programación de las copias de seguridad de nuestros servidores y efectuar una copia de seguridad offline. También guardar el disco duro en un lugar seguro y aplicar las actualizaciones de software y sistema que tengamos pendiente.

¿Y durante las vacaciones? También debemos estar alerta para no exponernos. Desde un ataque de phishing, a la descarga de una app maliciosa, pasando por acceder a una wifi gratuita sin capa de seguridad o sufrir un robo de dispositivo.

Son muchas las causas que pueden acabar generando una pérdida de datos, personales y empresariales y, como usuarios digitales, debemos seguir siendo conscientes de que, aunque nosotros estemos descansando, hay muchos ciberdelincuentes que siguen abiertos por vacaciones.