Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Un consorcio liderado por GMV consigue de la ESA el mayor contrato de la industria aeroespacial española

  • Actualidad

Rueda de prensa GMV contrato Galileo

GMV está al frente de un consorcio compuesto en su mayoría por empresas españolas que ha obtenido el contrato de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) para el mantenimiento y evolución del Segmento de Control en Tierra de Galileo, el sistema global de navegación por satélite europeo, un proyecto que supone una orden de trabajo inicial de 150 millones de euros en una envolvente presupuestaria de 250 millones de euros, y que generará unos 200 empleos directos.

“Este trabajo es un gran ejemplo del gran trabajo que se ha hecho en el I+D espacial en España, y es fruto del esfuerzo y el talento de nuestro tejido empresarial”, ha señalado el Ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, en la ceremonia de presentación del acuerdo, donde se ha mostrado convencido de que el trabajo no ha sido llegar hasta aquí, sino que sigue adelante. Tal y como ha comentado, “estoy seguro de que conseguiremos más contratos como éste, porque España seguirá apoyando al sector espacial”, algo que han venido haciendo los diferentes gobiernos que ha habido en España, ha remarcado.

Además, ha indicado, al hilo de este éxito que algunas “empresas españolas han entendido que hacer inversiones en I+D es muy rentable”.

Por su parte, Jesús B. Serrano, director general de GMV, ha recalcado que este contrato es un reconocimiento a la “apuesta por la innovación tecnológica” que define a GMV desde sus inicios. En la compañía, continuaba, “nos sentimos orgullosos de nuestro pasado y, por supuesto, de nuestro futuro, y hoy estamos aquí por nuestro futuro”.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Para este responsable, “se trata un contrato sin precedentes para GMV, que refleja el creciente liderazgo de nuestra compañía y nos van a permitir alcanzar una fuerza de trabajo de más de 2.000 ingenieros en 2019, lo que nos posiciona como la mayor empresa europea en Espacio de tamaño medio”.

En la presentación del acuerdo han estado presentes María José Rallo, secretaria general de Transportes del Ministerio de Fomento, que representa a España en el comité de programas de navegación por satélite de la UE; Paul Verhoef, director de Programas de Navegación de la ESA; Augusto González, consejero para actividades de navegación de la Comisión Europea; y Javier Ponce, director general del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).

Para María José Rallo, “el Ministerio de Fomento es consciente del esfuerzo realizado por GMV para conseguir un contrato que pone a la industria espacial española en la primera línea”, un contrato en el que las expectativas son muy altas, señalaba Paul Verhoef, “pero en el que tenemos mucha confianza”.

El Segmento de Control en Tierra de Galileo (Galileo Ground Control Segment, GCS) es el responsable del seguimiento de la constelación en su conjunto e incluye todos los elementos necesarios para ello: el centro de control, el sistema de dinámica orbital, la planificación de misión, el soporte a las operaciones, las herramientas de simulación, la gestión de claves, la seguridad en la red, las estaciones de seguimiento, telecomando y telecontrol (TT&C) y la red de conexión entre todos los elementos. El GCS dispone de un centro de operaciones principal, ubicado en Oberpfaffenhofen (Alemania), y un centro de respaldo, ubicado en Fuccino (Italia), así como las distintas estaciones de seguimiento distribuidas a nivel mundial.

Además, GMV tiene la misión de mantener en estado operativo los sistemas ya desplegados, asegurar las operaciones en curso y desarrollar las futuras evoluciones. Los aspectos de ciberseguridad tienen una especial relevancia, dado que una parte esencial del sistema a mantener y evolucionar requiere de la gestión del acceso seguro a la información de la constelación Galileo, así como de la gestión de las claves de seguridad de acceso a las señales reguladas y de altas prestaciones.

Cabe recordar que España ostenta actualmente la presidencia ministerial del Consejo de la ESA. Se prevé que nuestro país aporte más de 1.500 millones en el período 2016-2024.