Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Solo el 15% de las startups salen adelante: ¿por qué?

  • Actualidad

PYME startup

El número de startups no deja de crecer año tras año y, actualmente, según un informe del Mobile World Capital Barcelona, nada menos que 3.258 compañías conforman nuestro ecosistema de startups. Sin embargo, solo un 15% sobreviven. La empresa TBIOM identifica cinco causas por las que este porcentaje es tan bajo.

TBIOM, startup que se encuentra en un periodo de captación de fondos a través de plataformas de crowdfunding, identifica los cinco motivos principales que pueden llevar al fracaso a este tipo de empresas:

- Escasez formativa: durante el proceso formativo no hay asignaturas específicas orientadas al emprendimiento, y menos aún se cultiva el espíritu emprendedor, por lo que generalmente el equipo tiene poca experiencia emprendedora.

- Mínima inversión bancaria y de capital riesgo: la inversión bancaria y de capital-riesgo, ha establecido un parámetro que descarta la mayoría de las propuestas de startup antes de que generen facturación y, por tanto, queda reducida a los casos en que los emprendedores disponen de propiedades suficientes para avalar el riesgo.­

- La burbuja de las apps puras: los bajos costes de desarrollo, la posibilidad de la creación del proyecto con una escueta plantilla y, sobre todo, la probabilidad de obtener altos beneficios en un corto periodo de tiempo, ha desembocado en la creación de una burbuja de las apps puras, cuya persistencia en el tiempo es baja y no representa, por tanto, una idea real de proyecto emprendedor.

 

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

- El atractivo de ‘lo fácil’: en general, el pequeño inversor que aporta dinero y mentoring de forma dinámica a la empresa en la fase inicial (Business Angels) se decanta por los proyectos más simples de dinero fácil.

- Sobrecostes: los subcontratistas del tipo técnico (programadores, diseñadores, etc), sobrecargan sus facturas a las startups, debido a la complejidad de la innovación y el riesgo tecnológico asociado.

Todas estas barreras provocan que los emprendedores dediquen el 60% de su tiempo a la captación de fondos y a la gestión de costes. Según TBIOM, una opción que podría poner freno a esta situación son las plataformas de crowdfunding, que reparten el riesgo entre pequeños inversores. Sin embargo, a juicio de esta startup, España está a años luz de países como Reino Unido o Estados Unidos en este tema debido a una escasa cultura en la materia y por una legislación que establece un marco muy limitado y restrictivo respecto a otros países.

A pesar del notable crecimiento de las empresas emergentes derivado de sus elementos más atractivos “todavía hay un gran camino por recorrer para desarrollar un mercado cuyo potencial es prácticamente infinito”, señala la compañía.