Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La economía española irá a peor en 2019, en opinión del 48% de los empresarios

  • Actualidad

directivo empresa

Aunque el 69% de los empresarios espera aumentar su facturación en 2019, casi la mitad cree que la economía española irá a peor durante este año. Claramente cae la confianza del empresariado español.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Entre el realismo y la cautela, así se muestran los empresarios y directivos españoles en lo que respecta a la evolución de la economía en 2019. Han asumido en sus cuadros de mando la desaceleración que vive la economía mundial y europea.

El 48% de los empresarios, un porcentaje muy superior al 11% de la edición anterior, cree que la economía irá a peor en los próximos 12 meses; un 45% espera que se mantenga igual y solo un 7% (frente al 35% de la anterior edición) espera que mejore.

Aunque el 57% de los empresarios consultados calificaron la situación actual de positiva, los directivos son muy conscientes de que hay múltiples riesgos abiertos (Brexit, tensiones comerciales, desaceleración en China, ralentización en Europa, recesión en Italia…), y de su resolución dependerá la evolución de la economía internacional, europea y también española, por el efecto contagio de una economía tan globalizada como la actual.

Este es el panorama que dibuja el informe Perspectivas España 2019, elaborado por KPMG con la colaboración de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), y realizado a partir de una encuesta en la que han participado más de 1.000 directivos y empresarios españoles.

“Los directivos ven con cautela la evolución económica ante las previsiones de desaceleración y las incertidumbres geopolíticas, pero al mismo tiempo mantienen las inversiones en tecnología para acelerar sus procesos de transformación digital”, señala Hilario Albarracín, presidente de KPMG en España.

Para el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, “además de realismo y cautela, los empresarios contamos con el optimismo, la energía y la confianza para dirigir nuestras empresas a través de este entorno complicado en el que estamos”.

Pese a ser conscientes de este complicado entorno, los empresarios y directivos son positivos sobre la evolución de sus magnitudes de negocio que, no obstante, son ligeramente más bajas que en la anterior edición. Si el año pasado el 77% de los directivos consultados proyectaba un aumento de las ventas en doce meses, en esta edición el porcentaje es el 69%. Respecto a la plantilla, un 39% confía en incrementar las contrataciones (45% el año pasado); otro porcentaje similar (40%) espera que se mantenga sin cambios y un 21% proyecta llevar a cabo ajustes (17% en la edición anterior).


En cuanto a la inversión, uno de cada dos prevé aumentarla (49%, cercano al 57% de la anterior edición) y un 37% espera que se mantenga sin cambios. El destino prioritario de las inversiones son las herramientas tecnológicas –así lo apuntan el 66% de los directivos- y, entre estas, destacan por encima de las demás los sistemas de analítica avanzada de datos (Data Analytics) y los servicios en la nube o cloud. El 73% de los empresarios y directivos consultados en Perspectivas España 2019 señala que invertirá en analítica avanzada de datos y un 43% apunta las tecnologías cloud. A más distancia se sitúan otras tecnologías disruptivas como Robotic Process Automation(RPA), que mencionan el 27% de los directivos, e Inteligencia Artificial, señalada por el 23%.

Los sectores que afrontan con más optimismo el ejercicio 2019 son los ligados a la tecnología, epicentro de la conectividad y la transformación digital. Los menos optimistas son Automoción y los sectores procíclicos en los que la desaceleración económica y el impacto de la tecnología pueden generar especiales desafíos. Desde el punto de vista de la facturación, hay un mayor optimismo entre Seguros y los sectores tecnológicos.