Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La escasez de vocaciones STEM, todo un desafío ya: qué hacer para atraer a los jóvenes

  • Actualidad

STEM-estudio

¿Por qué no aumentan las matriculaciones técnicas? Parece ser que la falta de orientación y las dificultades para entender asignaturas clave como las matemáticas se encuentran en las razones, pero hay más. La falta de vocaciones comienza a crear un serio problema a las empresas, ya que hay miles de puestos sin cubrir y la demanda de estos perfiles irá en aumento.

Estos son algunos datos que arroja el estudio “El desafío de las vocaciones STEM”, para el que se ha entrevistado a más de 2000 profesores, alumnos y directores de centros educativos y universidades: un 25% de los alumnos de Secundaria, Bachillerato y FP asegura que no escogería formarse en ramas STEM como Ingeniería y Arquitectura debido a que desconoce las oportunidades laborales que ofrecen y, además, el 73% de los alumnos reconoce tener dificultades para entender las matemáticas, el 30% de los alumnos de Secundaria no ha cursado ninguna asignatura tecnológica ya que ésta se presenta siempre como optativa y condicionada a la oferta de cada centro, y solo el 3% de los profesores encuestados está especializado en esta asignatura o materias tecnológicas.

Si a esto le sumamos que, aunque el 55% de los estudiantes universitarios son mujeres, pero su representación en las ingenierías está en torno al 25%, se percibe que algo no va bien.

Y todo esto es ya un problema para las empresas, que tienen en encontrar talento tecnológico y digital otro reto añadido, que ya se evidencian desde hace un tiempo y que se puede agravar en el futuro: en 2017 las empresas tecnológicas reunidas en DigitalES contaban con 10.000 puestos de trabajo sin cubrir por falta de perfiles cualificados, pero el centro de estudios Randstad Research prevé que la digitalización genere 250.000 empleos en los próximos años que habrá que cubrir.

El informe realizado por EY y DigitalES hace algunas recomendaciones para que los jóvenes españoles dejen de descartar los estudios relacionados con la ciencia y tecnología: 

- Los alumnos de Secundaria, Bachillerato y FP no disponen de formación técnica académica suficiente. Es necesario estimular actividades STEM extracurriculares y la tecnología como asignatura trasversal y obligatoria.

- En la Educación Primaria, los profesores no disponen de la formación ni confianza suficientes para impartir matemáticas y tecnología. Por tanto, hay que mejorar los programas de Magisterios en materias técnicas.

- Los profesores necesitan más formación para orientar a los alumnos en la toma de decisiones académicas, por lo que se debería impulsar departamentos exclusivos de orientación.

- Debe impulsarse una visión más social sobre las carreras técnicas.

- Siguen existiendo estereotipos asociados a determinadas carreras técnicas que deben eliminarse, aumentando la visibilidad de referentes femeninos en estas materias.