Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los empresarios catalanes, preocupados por la innovación

  • Actualidad

Cultura innovacion

Los empresarios catalanes son conscientes del daño que está haciendo a la economía el movimiento independentista y están muy preocupados por la deriva que pueda tener, pero también les preocupa perder el tren tecnológico.

Aunque no han tenido una respuesta a sus esfuerzos hasta el momento y la evolución de la región se está convirtiendo en un problema para el conjunto del país, los empresarios catalanes reclaman estabilidad política para poder sacar todo el potencial de crecimiento de la economía de Cataluña y evitar que el actual contexto de desaceleración de la actividad vaya a más e impida que la economía catalana vuelva a crecer por encima de la media del conjunto de la economía española.

Este es uno de los principales mensajes del informe “Temas candentes de la economía catalana”, elaborado por PwC a partir de la opinión de una amplia representación del empresariado de Cataluña, y que ha sido presentado en Barcelona en la sede de la patronal Fomento del Trabajo.

Los directivos entrevistados creen que, si la inestabilidad política no lo impide, Cataluña dejará de crecer por debajo de la media del conjunto de España y recuperará su liderazgo. Consideran que la apuesta por la exportación que realizaron sus compañías durante la última crisis financiera las sitúa ahora en una posición de mayor fortaleza ante una posible desaceleración de la demanda interna. Los empresarios destacan, además, que Cataluña tiene una situación geográfica privilegiada y un gran potencial para seguir siendo la primera economía del país, pero también creen que es necesario recuperar la estabilidad política y generar confianza. 

También piensan que las incertidumbres externas (Brexit, tensiones comerciales, situación de la economía alemana, cierto agotamiento de las ventas de automóviles) e internas pueden haber afectado a las inversiones y a la creación de nuevas oportunidades. Les preocupa especialmente la polarización de la sociedad catalana y los efectos económicos adversos que esta pueda tener.

Los empresarios se muestran, además, muy preocupados por el empleo y por el hecho de que el mercado laboral en Cataluña siga sin recuperar un tercio de los puestos de trabajo que se destruyeron durante la crisis económica. Valoran positivamente la reforma laboral, piden seguir mejorando la flexibilidad en la contratación, con una simplificación de las modalidades de contratos, y fomentando el trabajo a tiempo parcial para dar respuesta a las necesidades de sectores como el comercio o el turismo.

No hay una opinión unánime a la hora de analizar las consecuencias del traslado de las sedes de las empresas fuera de Cataluña que se produjo después de la celebración del referéndum del 1 de octubre. Mientras una parte de los empresarios cree que solo tiene un efecto social y estético, otra asegura que afectará al empleo y a la inversión a largo plazo. En lo que sí que coinciden casi el 75% de los empresarios es que sería necesaria mayor seguridad jurídica y estabilidad política para conseguir el retorno de las sedes sociales de esas compañías.

El estudio hace un repaso de las principales inquietudes del empresariado catalán en distintos ámbitos, entre otros, la demografía, la formación, el turismo, la innovación, las infraestructuras o el sector financiero, e incluye una serie de sugerencias y recomendaciones.

En lo que respecta a la innovación para liderar la disrupción tecnológica, en el sector empresarial existe el convencimiento de que, aunque la economía catalana ha hecho bien las cosas y es un referente tecnológico, aún está lejos de los modelos utilizados por otros países que han hecho una gran apuesta por la captación de talento. Piden potenciar las sinergias entre universidades y empresas para fomentar la transferencia de conocimientos y la creación de centros de formación punteros en materia tecnológica.