Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

¿Y qué pasaría si Amazon España es considerada un operador postal?

  • Actualidad

amazon

La CNMC acaba de iniciar un expediente para determinar si Amazon Spain Fulfillment tiene la consideración de operador postal ya que, según informa en un comunicado, existen "indicios" de que presta este tipo de servicios ligados a su actividad de comercio electrónico. En caso de que finalmente se determine que sí ejerce como tal, tendría que someterse a las normas de la Ley Postal.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

La autoridad española de competencia, la CNMC, ha decidido iniciar un procedimiento para determinar si concurren las circunstancias para que Amazon sea considerado operador postal.

La Dirección de Transportes y Sector Postal de la CNMC ha dicho en un comunicado que considera que “existen indicios”,  de que, en su actividad de comercio electrónico, Amazon presta servicios que tendrían la consideración de servicios postales.

En este procedimiento, que durará como máximo tres meses, se tendrán en cuenta las características de los envíos que gestiona, la actividad que realiza sobre ellos, la relación jurídica que mantiene con autónomos que realizan la distribución de sus paquetes, y con terceras empresas de paquetería, y la gestión de sus taquillas autoservicio, entre otros.

Aunque la apertura del procedimiento no prejuzga el resultado final, en el caso de que finalmente la resolución concluya que es un operador postal, estaría sujeta a las mismas normas que Correos y obligaría a la multinacional a rendir cuentas sobre los precios y política laboral.

En este sentido, en el comunicado explica que “la Ley Postal determina que los operadores postales han de presentar una declaración responsable que, junto con la protección de derechos fundamentales como el secreto en las comunicaciones postales, incluye el respeto a las normas que protegen los derechos de los trabajadores y los usuarios y los ordenamientos en materia tributaria o de inmigración”.