Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La CNMC amplía otra vez la investigación a las empresas de consultoría por reparto de licitaciones

  • Actualidad

Consultoría

La autoridad de competencia ha vuelto a ampliar la investigación que lleva a cabo sobre las empresas de consultoría por posible manipulación y reparto de licitaciones en este mercado.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

La CNMC ha ampliado la incoación en el expediente sancionador por la manipulación y el reparto de licitaciones en el mercado de servicios de consultoría a una trabajadora autónoma y cuatro directivos de empresas que ya estaban siendo investigadas previamente: Idom Consulting, Engineering Architecture, 97S&F, Consultores de Políticas Comunitarias y Abay Analistas Económicos.

Este expediente se inició en 6 de febrero de 2019, tras las inspecciones realizadas por la Autoridad Vasca de Competencia en enero de 2017 y por la CNMC en octubre de 2018 en varias empresas del sector. En un principio, el proceso se dirigía a 25 empresas y 8 de sus directivos por un posible reparto del mercado de servicios de consultoría en diversas licitaciones principalmente públicas en gran parte del territorio nacional. Por tanto, estarían participando en prácticas contrarias a los artículos 1 de la Ley de Defensa de la Competencia (LDC) y 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE).

Tras las nuevas inspecciones realizadas por la CNMC los días 16 y 17 de julio de 2019 en dos empresas del sector, el 30 de julio de 2019 se acordó la primera ampliación de la incoación en el expediente mencionado a ocho empresas y dos directivos por idénticas causas.

Y ahora llega la segunda ampliación, por la que se suma a la trabajadora autónoma y a los cuatro directivos de las empresas ya incoadas antes.

En su comunicado, el organismo de competencia recuerda a las partes el “deber de reserva y confidencialidad” al que están obligadas para proteger el proceso de investigación y de resolución del expediente sancionador y que “la ampliación de la incoación no prejuzga el resultado final de la investigación. Se mantiene vigente el periodo máximo de 18 meses desde la fecha de la incoación inicial para la instrucción y resolución de este expediente”.

En todo caso, si la investigación llega a confirmar los hechos, se trataría de una infracción muy grave de la legislación de competencia, que puede conllevar multas de hasta el 10% del volumen de negocios total de las empresas infractoras.

“La investigación de los cárteles constituye una de las prioridades de actuación de la CNMC, dada la especial gravedad de sus consecuencias sobre los consumidores y el correcto funcionamiento de los mercados”, explica el organismo.

La CNMC también menciona el “Programa de Clemencia” de la CNMC que permite a las empresas que forman parte de un cártel beneficiarse de la exención del pago de la multa, siempre y cuando aporten elementos de prueba que posibiliten al organismo su detección. Asimismo, puede suponer una reducción del importe de la multa que pudiera imponérsele, si aporta información con valor añadido significativo relacionada con una investigación ya iniciada.