¿Se podrán mantener los aumentos de productividad conseguidos con el teletrabajo?

  • Actualidad

teletrabajo Microsoft

La mayoría de las organizaciones reconocen que han conseguido fuertes aumentos de productividad cuando sus empleados trabajaban a distancia. ¿Se podrá mantener ese nivel tras la pandemia? Siete de cada diez crecen que sí, según un estudio de Capgemini, que también concluye que los trabajadores tienen la sensación de estar ?siempre conectados?.

Recomendados: 

Planes flexibles para la compra de tecnología. Conoce ISIT de Sothis Webinar

Teletrabajo en 2020, el futuro se hace presente Leer 

Un 63% de las empresas reconocen que, durante el tercer trimestre de 2020, sus trabajadores han aumentado su productividad por la reducción de tiempos de desplazamiento, horarios de trabajo flexibles y la adopción de herramientas de colaboración virtuales, y destacan que las funciones digitales y de TI (68%) son las más beneficiadas en cuanto a productividad, seguidas por el servicio al cliente (60%) y los departamentos de ventas y marketing (59%).

Ahora bien, ¿se podrá mantener esa mejora en el tiempo cuando se supere la pandemia? Casi el 70% de las organizaciones cree que sí, según el estudio que acaba de realizar Capgemini Research Institute, que ha encuestado a ejecutivos de 500 grandes organizaciones que cubren una amplia gama de sectores a nivel mundial.

Además de realizar doce entrevistas en profundidad a académicos y ejecutivos, para la elaboración del documento también se ha realizado una encuesta entre 5.000 empleados, y sus respuestas sugieren que puede un freno al optimismo de los directivos, ya que los trabajaores expresan su preocupación por el trabajo a distancia a largo plazo. Alrededor del 56% siente preocupación por la expectativa de estar “siempre conectado”, y los más jóvenes necesitan más apoyo para hacer frente al estrés asociado con la incertidumbre, ya que esta estadística eleva el porcentaje de los empleados entre 26 y 35 años hasta el 60%.

Estas preocupaciones plantean interrogantes y, en este sentido, Capgemini considera que lograr mantener esos nuevos ratios de productividad dependerá en gran medida de la rapidez con la que las organizaciones aprendan y se reinventen, teniendo en cuenta los cambios en la mentalidad de los empleados y la adaptación individual y organizativa.

Según el estudio, las organizaciones y los empleados esperan que el trabajo remoto haya llegado para quedarse, pero acabarán por adoptar un modelo híbrido, que logre el equilibrio entre el trabajo en casa y en la oficina.  

Para lograrlo, la firma recomienda lo siguiente a las organizaciones:

-- Reinventar el modelo de abastecimiento para habilitar un modelo de 'entrega estés donde estés': eliminar la necesidad de que las personas estén presentes en un lugar de trabajo significa que las organizaciones pueden ampliar sus límites de reclutamiento de talento para incluir una fuerza de trabajo fluida, como los trabajadores autónomos o los trabajadores independientes.

-- Redefinir el liderazgo y fomentar la autonomía, la empatía y la transparencia: animar a los empleados a que tomen decisiones basadas en datos, utilizar datos para administrar la fuerza de trabajo remota y mejorar las habilidades de liderazgo remoto, como la empatía, la escucha activa y la capacidad de adaptarse.

-- Reinventar una cultura de trabajo 'de confianza' con nuevos rituales colectivos: construir comunidades digitales para activar el propósito y el sentido de pertenencia, y abrazar nuevos rituales colectivos, como actividades más virtuales para fomentar el trabajo en equipo y la integración entre los mismos.

-- Instalar una infraestructura digital robusta para acelerar el trabajo digital y evitar las interrupciones: los equipos de TI deben virar rápidamente hacia la adopción de una infraestructura digital que ofrezca resiliencia, agilidad y escalabilidad en su núcleo. Las organizaciones también deben realizar inversiones específicas en sus empleados y en su dominio de nuevas herramientas.