Europa ya se resiente de la brecha de competencias digitales

  • Actualidad

talento

La evolución acelerada a modelos digitales, que se ha acentuado más desde el inicio de la pandemia, puede verse lastrada por la escasez de talento digital, según un estudio de RAND Europe para Salesforce. El 64% de las grandes empresas europeas y el 56% de las pymes tienen problemas para cubrir puestos de trabajo tecnológicos.

Recomendados: 

Foro Administración Digital 2021 Evento

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software? Webinar

La escasez de perfiles digitales no es un problema nuevo, pero ahora es más real ya que la digitalización se ha convertido en poco menos que un imperativo. En los últimos 18 meses se ha acelerado rápidamente lo que era una migración gradual de una década hacia las experiencias digitales, que requieren habilidades digitales para ser impulsadas. 

Un estudio de RAND Europe para Salesforce estima que, en Europa, el 64% de las grandes empresas y el 56% de las pequeñas y medianas están teniendo problemas para encontrar talento para puestos de trabajo tecnológicos.

Además, el 87% de los directivos está sufriendo o espera sufrir las consecuencias de esta brecha de competencias digitales en su plantilla.

Según el informe, esto se agrava porque la oferta formativa no se adecúa a la enorme demanda de competencias digitales, y “la brecha sigue aumentando debido a una serie de factores que van desde las nuevas tecnologías emergentes hasta las desigualdades sociales y económicas sistémicas”. Y, por eso, las decisiones que las empresas tomen ahora sobre cómo resolver la brecha de habilidades digitales o si hacerlo tendrán repercusión en las generaciones futuras.

Reducción de la brecha 
Según los autores del estudio, las empresas tienen que desempeñar un papel fundamental a la hora de ofrecer oportunidades digitales:

- Promover que las carreras tecnológicas sirvan de plataforma para una progresión justa, un aprendizaje significativo y permanente.

- Ejecutar programas de alcance que destruyan las barreras institucionales, como el escaso acceso a la formación y la desigualdad racial y de género.

- Reajustar la contratación para que se centre menos en la educación tradicional y más en las habilidades, abriendo las funciones digitales a un conjunto de talentos más amplio y diverso, para poder generar así un impacto socioeconómico más positivo.

- Crear vías de acceso no tradicionales a la industria tecnológica.

Ahora más que nunca, las empresas deben colaborar estrechamente con los gobiernos y los actores de la comunidad para garantizar que la formación se adapte a la demanda digital y acelere la recuperación y el crecimiento.

En este sentido, Salesforce, promotora del estudio, informa de que está llevando a cabo, a través de plataformas como Trailhead, proyectos, iniciativas y una inversión de 30 millones de dólares, con el objetivo de promover una formación adaptada a los nuevos puestos de trabajo.