FACUA denuncia a siete telecos por sus penalizaciones por no devolver los routers

  • Actualidad

router domestico

La asociación de consumidores ha denunciado a las principales telecos por penalizar a los usuarios por no devolver los routers cuando concluye la relación con las operadoras. FACUA asegura que no facilitan información precontractual suficiente sobre esta sanción y pide que se modifique la normativa para que la recogida de los aparatos recaiga sobre las operadoras.

FACUA-Consumidores en Acción ha denunciado a Movistar, Orange, Jazztel, MásMóvil, Vodafone, Yoigo y Pepephone ante las autoridades de protección al consumidor de todas la Comunidades Autónomas y el Ministerio del Interior. El motivo es la inclusión de cláusulas que “pueden considerarse abusivas” para los usuarios que no devuelven los equipos una vez que acaban su contrato del servicio de telecomunicaciones. La asociación sostiene, además, que no facilitan suficiente información precontractual sobre la existencia de dicha sanción cuyo importe resulta “desproporcionado”, ni sobre la forma y plazos de entrega de los aparatos.

Tras realizar un análisis de las condiciones contractuales, como ejemplos de lo que FACUA considera un abuso, menciona que exigen la entrega en reducidos márgenes de tiempo, sin especificar de forma expresa el modo en que debe procederse. “En ocasiones, cuando el usuario consulta cómo realizar la gestión, le reenvían a otros documentos o canales (como apartados en sitios web o numeraciones telefónicas de atención al cliente), dificultando las posibilidades de devolución y condicionándolas, además, a las modificaciones que la compañía decida efectuar unilateralmente”, asegura.

FACUA considera también que falta información precontractual con respecto a la devolución de los equipos, de manera que los usuarios ni siquiera conocen previamente que deben devolver los aparatos, el procedimiento que deben seguir, que pueden incurrir en penalizaciones de no hacerlo o no saben a cuánto ascenderían las cantidades, que en muchos casos están sujetas a criterios que las compañías no especifican.

Estas prácticas se traducen en cargas u obstáculos desproporcionados para los consumidores y que impiden, en la práctica, la devolución de los equipamientos en los plazos unilateralmente fijados por las operadoras.

FACUA ha instado al Ministerio de Consumo a que impulse las modificaciones normativas que sean oportunas para imponer a las operadoras de telecomunicaciones la obligación de recoger los equipos de los domicilios de los usuarios una vez se pone fin al contrato.

La asociación entiende que, al igual que a la hora de contratar un técnico de la compañía acude a la vivienda para realizar la instalación de los aparatos, debe ser la empresa quien realice la recogida.