La Comisión Europea fija su programa de trabajo para 2022, con la digitalización como uno de los ejes

  • Actualidad

Europa GDPR

La Comisión ha hecho público su agenda de trabajo para 2022, que consta de 42 nuevas iniciativas legislativas. En el capítulo de digitalización, destacan los trabajos de varias normas, como un un Instrumento de Emergencia del Mercado Único, las futuras de leyes de microprocesadores y ciberresiliencia y la adopción de medidas de formación en competencias digitales.

Recomendados: 

Conectando y entendiendo a la empresa sin fronteras Webinar

Mejorando la experiencia del trabajador remoto Webinar

Informe: Hacia la empresa hiperinteligente Leer

La Comisión ha dado a conocer, a través de su programa de trabajo los pasos que dará en 2022 para avanzar en la creación de “Europa posterior a la COVID-19 que sea más ecológica, justa, digital y resiliente”.

La agenda en la que trabajará el próximo año consta de 42 nuevas iniciativas legislativas en torno a seis ejes o ambiciones: un Pacto Verde Europeo, una economía al servicio de las personas, una Europa más fuerte en el mundo, la promoción del modo de vida europeo, un nuevo impulso a la democracia en la UE y avanzar en un Europa adaptada a la era digital.

En este último punto, la Comisión explica que, dado que la pandemia ha servido de catalizador para acelerar la digitalización del mundo, perseverará en su camino hacia la década digital para lograr la transformación digital de la UE de aquí a 2030.

El mercado único tiene un gran papel en ese recorrido, Por eso, ha vuelto a examinar la política de competencia y también presentará un Instrumento de Emergencia del Mercado Único para evitar futuras perturbaciones.

Por otro lado, para dar respuesta a las preocupaciones acuciantes en torno al suministro de semiconductores que potencian las soluciones digitales, trabajará en una ley europea de microprocesadores para de promover un ecosistema que elimine la dependencia de otros mercados en este ámbito.

Además, la Comisión propondrá una ley europea de ciberresiliencia para establecer normas comunes en materia de ciberseguridad y empezar a crear un sistema global de comunicaciones seguras de la UE basado en el espacio que aporte una conectividad de banda ancha a escala de la UE y comunicaciones independientes seguras a los Estados miembros.

Por último, también ocupará un lugar destacado en la agenda articular medidas para facilitar la asimilación de las competencias digitales en las escuelas y la educación superior.