La Comisión propone un cargador universal para los dispositivos electrónicos

  • Actualidad

cargadores

La Comisión Europea ha propuesto revisar la Directiva sobre equipos radioeléctricos para armonizar el puesto de cargo y la tecnología de carga rápida, y convertir al USB-C en el puerto estándar para los teléfonos inteligentes, tabletas, cámaras, auriculares, altavoces portátiles y videoconsolas portátiles. Además, la Comisión propone la venta por separado de los cargadores y los dispositivos electrónicos.

Recomendados: 

Atención pública al ciudadano: hacia una relación de 360 grados Evento

Entendiendo la Era del dato: tecnologías y propuestas para gestionar la "datificación" Webinar

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software? Webinar

La Comisión ha realizado un propuesta para establecer una solución común de carga para todos los dispositivos, con lo que persigue dos propósitos: evitar en lo posible los residuos electrónicos y evitar las molestias que los consumidores ante las diferencias e incompatibilidades entre los cargadores.

Estas son las bases de su propuesta:

-- Un puerto de carga armonizado para los dispositivos electrónicos: el USB-C será el puerto común, lo que permitirá a los consumidores cargar sus dispositivos con el mismo cargador USB-C, independientemente de la marca del dispositivo.

-- La armonización de la tecnología de carga rápida ayudará a evitar que los distintos fabricantes limiten injustificadamente la velocidad de carga y contribuirá a garantizar que la velocidad de carga sea la misma cuando se utilice un cargador compatible para un dispositivo.

-- La venta por separado de los cargadores y los dispositivos electrónicos permitirá a los consumidores adquirir un nuevo dispositivo electrónico sin un cargador nuevo. Con ello se limitará el número de cargadores no deseados adquiridos o sin utilizar. Se calcula que, al reducir el número de cargadores nuevos que se producen y eliminan, la cantidad de residuos electrónicos disminuirá en casi mil toneladas anuales.

-- Una mejora de la información dirigida a los consumidores: los fabricantes tendrán que facilitar información pertinente sobre el rendimiento de carga, incluida información sobre la potencia requerida por el dispositivo y si admite carga rápida. Esto facilitará que los consumidores comprueben si los cargadores que ya tienen cumplen los requisitos de su nuevo dispositivo o les ayudará a seleccionar un cargador compatible. Junto con las demás medidas, esta acción podría contribuir a que los consumidores limiten el número de nuevos cargadores adquiridos, y les ayudará a ahorrar 250 millones de euros al año en compras innecesarias de cargadores.

El Parlamento Europeo y el Consejo deben adoptar ahora la propuesta de revisión de la Directiva sobre equipos radioeléctricos mediante el procedimiento legislativo ordinario (codecisión) y, según explica en un comunicado, un período de transición de veinticuatro meses a partir de la fecha de adopción proporcionará al sector tiempo suficiente para adaptarse antes de su entrada en vigor.

La revisión de la Directiva sobre equipos radioeléctricos forma parte de una acción más amplia de la Comisión para abordar la sostenibilidad de los productos, en particular de los aparatos electrónicos en el mercado de la UE, que será foco de atención de una futura propuesta sobre productos sostenibles.

TAGS Actualidad