Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El sector sanitario prácticamente duplicará en dos años el uso de la nube híbrida

  • Cloud

gestión servicios TI

El sector sanitario se encuentra en la tercera posición del ranking en despliegues de nube híbrida que están funcionando actualmente. Sus organizaciones están apostando por este modelo y lo seguirán haciendo: en solo dos años la implementación de la nube híbrida pasará de un 19% a un 37%.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Las empresas de este sector ven en el modelo cloud una vía para conseguir mayor flexibilidad y movilidad de las aplicaciones, y estas dos razones han propiciado su adopción. Dentro de las distintas modalidades de nube, un estudio de Nutanix revela que las organizaciones sanitarias se inclinan cada vez más hacia la adopción de nubes híbridas que combinen los servicios de la nube pública y la privada.

Hoy por hoy, ocupan la tercera posición del ranking en cuanto a número de despliegues de nube híbrida que están funcionando actualmente pero en solo dos años la implementación de este tipo de cloud pasará de un 19% a un 37%.

Cumplir con diferentes regulaciones como Ley de Responsabilidad y Transferibilidad de Seguros Médicos (HIPAA) o GDPR y asegurar los datos sensibles de los pacientes condicionan su elección sobre dónde ejecutar las cargas de trabajo, y el modelo híbrido les ofrece la flexibilidad y capacidad de movimiento que necesitan.

Tanto desde el punto de vista del paciente como del médico, adoptar un modelo cloud, ya sea híbrido o de otro tipo, también permite la transformación digital de los servicios sanitarios que ofrecen los proveedores de este sector. “Las innovaciones en infraestructura permiten a los hospitales gestionar diferentes aplicaciones y tipos de datos, aprovechar las ventajas de la automatización y crear nuevas líneas de negocio, como la teleasistencia o la monitorización remota, lo que mejora el compromiso del paciente”, explica el informe.  

El estudio también concluye que este modelo permite a este tipo de organizaciones controlar mejor su gasto que la nube pública y que, actualmente, sus capacidades tecnológicas híbridas son escasas en el sector salud.