Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La logística, esencial en e-commerce: hacia las entregas programadas

  • Estrategias digitales

logistica-entregas

El 75% de los compradores online incrementaría el gasto en compras si el servicio de entrega fuese satisfactorio. Por eso, la logística y los plazos de entrega ocupan un lugar primordial en las estrategias de los retailers españoles que ven en las entregas programadas una forma de satisfacer a un consumidor más exigente, según Webloyalty.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

El precio es el factor más importante para decantarse por las compras en los eCommerce, pero cada vez cobran mayor importancia otros aspectos como la comodidad en las compras online. Tres de cada cuatro consumidores españoles aumentaría el gasto online si el servicio de entrega fuese satisfactorio, según el Instituto de Investigación de Capgemini. Los envíos gratuitos y en plazos de tiempo ajustados, así como las devoluciones sencillas y programadas, están en el centro de las nuevas tendencias que giran en torno a la estrategia logística de los retailers.

Según Webloyalty, las tiendas online se enfrentan al reto de abordar la última fase de las entregas de los pedidos online, es decir, la conocida como última milla, en la que el repartidor hace entrega del pedido al cliente. No hay duda de que la logística y los plazos de entrega han pasado a ocupar el eje central en la estrategia de los retailers. El sector ha evolucionado desde la entrega en semanas a la posibilidad de entregar los pedidos en tan solo unas horas, provocando un cliente más exigente y cada vez más preocupado por el último paso de la cadena logística. “Los consumidores exigen conocer el estado de sus pedidos de forma online, por lo que los eCommerce se han apoyado en la tecnología para ofrecer la posibilidad de rastrear los pedidos. Y esta opción, a su vez, otorga confianza y transparencia en el proceso logístico”, apunta Alberto Hernández, Parnertships Director de la compañía España, compañía líder en generación de ingresos adicionales para eCommerce.

A día de hoy, los envíos en el comercio electrónico se producen en toda la geografía española, pero el mayor peso sigue recayendo en las grandes urbes, donde se concentra el 79% de la población española y en las que los estándares de entrega más comunes apuntan a plazos de 24 a 48 horas, con costes de devolución muy bajos o, en el mejor de los casos, gratuitos.

Sin embargo, ahora la tendencia es que los consumidores quieren recibir los pedidos en días y horas seleccionadas previamente, dada la inexactitud con la que muchas compañías operan. “Las entregas programadas están ganando cada vez más adeptos y es el fin de semana el momento preferido por los españoles para recibir sus pedidos”, asegura esta compañía.