Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

85 millones de clientes de banca europeos habrán optado por modelos digitales en 2023

  • Estrategias digitales

Biometria movil pago

El auge en Europa de los llamados neobancos, entidades que ofrecen productos exclusivamente digitales, es incuestionable. Desde 2011, sus clientes han aumentado en 15 millones, mientras que la banca retail ha perdido dos millones.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

En torno a 85 millones de europeos  o el 20% de la poblacióne europea mayor de catorce años serán clientes de bancos que tengan modelos digitales en 2023. Los neobancos ganan terreno en detrimento de la banca tradicional, que crece también en su negocio digital.

Son datos de un estudio de A.T. Kearney que asegura que uno de cada diez bancos desaparecerá en los próximos cinco años. Viene a decir que en un futuro no muy lejano los ingresos de la banca tradicional se estancarán, mientras que los denominados “neobancos” reforzarán su posición y su alcance en el mercado. 

Los datos de esta compañía destacan que algunos neobancos "estrella", como Revolut con origen en Reino Unido,que  ya tienen más de 4 millones de clientes, y que, con varios recién llegados al mercado en 2019, estas entidades están alcanzando las ofertas bancarias tradicionales. Otros, como Monzo,  tienen planes de expasión a otros mercados, incluido Estados Unidos, lo que evidencia la popularidad de estos modelos a  una escala global.

En lo que respecta a Open Banking, una de las tendencias que mayor impacto tendrá en el futuro del sector bancario, el estudio dice que hasta un 50% de los clientes europeos están listos para compartir datos personales con sus bancos. Con la normativa PSD2, de servicios de pagos, la banca abierta ha favorecido un mayor intercambio entre los bancos, empresas y clientes, y “parece la confianza del consumidor está creciendo” para querer esta colaboración, según el estudio.

Otra tendencia que destapa el estudio es la transformación de los bancos tradicionales en plataformas de estilo de vida, que les lleva a convertirse en una 'ventanilla única' para las necesidades diarias de los clientes: compras, viajes, entretenimiento, servicios públicos, etc., incluso integrando las redes sociales en estas soluciones.