Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Virtualizar los datos, la respuesta a las barreras de adopción de IoT Industrial

  • Estrategias digitales

IoT Internet

Internet de las Cosas podría estar implantado de forma masiva en la mitad del sector industrial en 2027, según un informe de la consultora Bain. Sin embargo, su integración con las soluciones que ya existen, el retorno de la inversión y la seguridad pueden ser importantes lastres e impedir que se cumpla el pronóstico. La solución para algunos proveedores, como Denodo, está en la virtualización de los datos.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

La mitad de las empresas industriales creen que habrán implantado de forma masiva tecnologías del Internet de las cosas para el año 2027, según un informe de la consultora Bain realizado a más de 400 responsables de negocio de este sector. Sin embargo, esta evolución podría verse lastrada por la seguridad, la integración con sus tecnologías ya existentes y las dudas sobre su retorno de inversión. 

Según los expertos de Denodo, las soluciones de virtualización de datos pueden ser el antídoto a estas barreras, “ya que muchos de estos dispositivos necesitan del edge computing para procesar los datos lo más rápido y lo más cerca posible de los procesos industriales”. 

En su análisis, la firma señala que las empresas que apuestan por la Industria 4.0 esperan una mejora sustancial de sus procesos y una distribución más dinámica y eficiente de las tareas de fabricación y que, puesto que muchas de las soluciones IoT ofrecen una plataforma cloud para el análisis de los datos que les aportan las máquinas y dispositivos, es imprescindible que sus tecnologías de conectividad tengan una latencia lo más baja posible dentro de las instalaciones. En este escenario es donde entra la tecnología del edge computing.

Para su implantación, las máquinas y robots de las fábricas 4.0 están empezando a utilizar nodos edge. Estos módulos van mucho más allá de lo que pueden hacer los smart meters actuales: son autónomos, pueden disponer de almacenamiento propio e incluso tienen capacidades de mantenimiento predictivo en tiempo real gracias a algoritmos de machine learning.

Según Denodo, los módulos necesitarían de una plataforma edge, pero el desafío que tienen estas plataformas es que reciben un gran volumen de información de múltiples fuentes y formatos de los módulos y eso puede generar muchos problemas de integración, entre ellos una alta latencia. Por este motivo, las plataformas edge necesitan soluciones de virtualización de datos.

Según explica su director de marketing para EMEA, José Juan Sánchez, director de marketing para EMEA de Denodo, “en cualquier capa intermedia entre el edge y el centro de datos o la nube se puede implementar la virtualización. Además, crea una vista unificada de toda la información como, por ejemplo, de mantenimiento, inventario, maquinaria y proveedores. Esto permite a la plataforma edge generar análisis predictivos con gran rapidez y optimizar procesos de manera mucho más eficiente”.