Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

España, cuarto país europeo en aprendizaje de habilidades tecnológicas

  • Estrategias digitales

formacion empleo

Nuestro país es el cuarto país europeo y noveno en el mundo en aprendizaje de habilidades tecnológicas. Más del 60% de las compañías cuenta con un programa de 'reciclaje' de habilidades, según un estudio de Udemy.

España es el cuarto país europeo y el noveno a nivel mundial en aprendizaje de las habilidades tecnológicas más demandadas en el mercado laboral, de acuerdo con el informe ‘Tendencias en el entorno laboral 2020: las habilidades del futuro’ realizado por Udemy for Business.

Según sus datos, el 59% de los responsables de aprendizaje y desarrollo de las empresas se ha decantado por volver a formar a entre el 10% y el 20% de su fuerza laboral en el último año. Además, más de 60% de las empresas cuentan ya con un programa de “reciclaje” de habilidades.

Estos ratios sitúan al país a la cabeza de Europa en el aprendizaje de las competencias tecnológicas más codiciadas por las empresas (Phyton, React, Angular, Machine Learning, Docker, Django, CompTIA, Amazon AWS, Deep Learning y React Native), por detrás solo del Reino Unido, Alemania y Polonia. Además, a nivel mundial, nuestro país ocupa el noveno lugar del ranking, tan solo superado por grandes economías como Estados Unidos, India, Brasil, Canadá o México.

Tendencias en este ámbito
El informe también incluye cinco pronósticos sobre aprendizaje en el mundo laboral. Entre estas, en primer lugar se encuentra la identificación de necesidades futuras y la creación de líneas de formación en las empresas para actualizar a los empleados. Por ejemplo, empresas como Amazon han comenzado a invertir en programas para capacitar ya a sus trabajadores en necesidades técnicas que podría tener la compañía en un futuro próximo. 

Otras tendencias son la creación de mercados internos de talento, para encauzar los perfiles precisos a los proyectos en los que puedan desarrollar mejor sus aptitudes, y la apuesta por las denominadas comunidades de práctica o social learning, como puntos de encuentro en los que los empleados pueden actualizar sus capacidades y resolver sus dudas técnicas gracias a la colaboración de profesionales de todo el mundo.

Las dos últimas predicciones se refieren a la propia formación. De esta manera, se destaca que en el próximo año se apostará por el entrenamiento de capacidades multidisciplinares, en lugar de los actuales sistemas de formación específicos para cada puesto, así como que los equipos de desarrollo y liderazgo de las empresas apostarán por el uso de las nuevas tecnologías como la realidad virtual y la realidad aumentada.