IDC: 5 recomendaciones para la vuelta a la normalidad en la Administración Pública

  • Estrategias digitales

Administración Pública

Tras un año convulso, la Administración Pública debe acelerar la vuelta a la normalidad, pero también aprovechar los planes y fondos que va a recibir para potenciar la transformación de sus servicios. IDC ha identificado sus principales retos para generar eficiencia de procesos y resiliencia, aspectos en los que aún se encuentra en fases iniciales.

Recomendados: 

Fondos NextGenEU para modernizar las AA.PP. ¿Qué sabemos hasta ahora? Webinar

Transacciones electrónicas europeas: cumpliendo con eIDAS Webinar

Impacto del COVID-19 en la Contratación Pública de TI Webinar

La continuidad de las operaciones y la seguridad física de los empleados han transformado completamente las estructuras de las organizaciones y en especial las del Sector Público, sujetas, además, a regulación. Es por ello que, aprovechando las directrices marcadas por el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que ha dibujado el Gobierno, y los fondos NextGenerationEU que se recibirán de la Unión Europea, la Administración Pública debe replantearse algunos de sus pilares para lograr una mayor eficiencia y resiliencia.

Según IDC, son seis las prioridades que los organismos públicos deben plantearse para su transformación: experiencia personalizada para el ciudadano, puesto de trabajo, seguridad y confianza, formulación de políticas basadas en datos, plataformas e infraestructuras inteligentes y ágiles, e inclusión digital.

Para articular estos objetivos y superar los numerosos retos a los que se enfrenta, la Administración Pública puede apoyarse en tecnologías como cloud (un 40% del sector público español ya se encuentra trabajando en un modelo de nube híbrida), la inteligencia artificial (de gran utilidad para casos de reducción del fraude financiero, mejora de recaudación de ingresos o seguimiento en tiempo real de incidentes), o el desarrollo ágil de aplicaciones (un 59% de los gobiernos europeos utilizan DevOps).

“El sector público ante esta situación debe acometer una doble transformación digital: una transformación integral de puertas adentro para adaptarse al contexto, y de puertas hacia fuera, establecer políticas públicas que sean capaces de impulsar el cambio de la transformación digital del país”, expuso José Antonio Cano, director de análisis y consultoría de IDC en España.

Así pues, la consultora proporciona a la Administración Pública las cinco recomendaciones para su transformación y vuelta a la normalidad:

1. Reimaginar las operaciones para responder de forma más rápida y ágil a las demandas del ciudadano, impulsando un cambio de abajo hacia arriba, comprendiendo cómo la automatización puede cambiar los procesos de servicio al cliente de extremo a extremo
2. Aprovechar los datos como un activo estratégico integrando IA en los procesos empresariales para la toma de decisiones
3. Invertir en capacidades de plataforma abierta, basadas en la nube híbrida, que ayuden a escalar la innovación entre agencias y servicios, reaccionando rápidamente a los cambios.
4. Re-pensar la ciberseguridad para que esté centrada en el usuario.
5. Gestionar el cambio. Comunicar de forma transparente las expectativas y los logros