Cerca de la mitad de las empresas consideran que tiene una estrategia de resiliencia bien definida

  • Estrategias digitales

Ericsson-resiliencia

Conseguir la flexibilidad para enfrentar eventos perturbadores que pueden afectar a la actividad y el negocio de las empresas es una de sus grandes preocupaciones desde la pandemia. De hecho, hoy las compañías están más preparadas que antes, gracias a la digitalización y la automatización, y el 49% afirma tener una estrategia de resiliencia bien definida. Sin embargo, un informe de Ericsson asegura que es necesario evolucionar desde modelos a corto plazo a los de largo plazo.

Según el informe "Future of Enterprises", el 42% de los responsables de la toma de decisiones corporativas cree actualmente que se enfrentarán a acontecimientos imprevisibles en su empresa como provocados por róximo debido a desastres naturales causados por el cambio climático, y también a los retos genrados por la crisis energética, las pandemias y los conflictos mundiales.

La buena noticia es que las empresas se están tomando en serio la planificación de la resiliencia: el 49% de encuestados afirma que su empresa tiene una estrategia bien definida para hacer frente a eventos perturbadores . Esa preparación está siendo impulsada por la digitalización y la automatización, ya que nueve de cada diez organizaciones que tienen estrategias de resiliencia bien definidas han demostrado estar invirtiendo fuertemente en estas áreas. Sin embargo, el estudio sugiere que están más preparadas para reaccionar a las disrupciones, y que el actual clima necesita de estrategias proactivas, y esto es algo que "hay que seguir trabajando".

Mediante el desarrollo de una estrategia de resiliencia más proactiva, aparte de mitigar las posibles interrupciones, se obtienen señales de advertencia antes de los eventos disruptivos y se puede comprender todo su impacto potencial. Esto se consigue, señala el informe, a través de servicios de inteligencia artificial, por ejemplo, y así consideran seis de cada diez participantes en el estudio De hecho, seis de cada diez responsables de la toma de decisiones creen que los servicios basados en la Inteligencia Artificial (IA) y la formación en resiliencia a través de Realidad Virtual (RV), tecnologías que ya han sido claves en el pasado para manejar situaciones disruptivas, y que pueden servir para construir la resiliencia futura.

Para que la estrategia de resiliencia apoye un modelo empresarial sostenible, con visión de futuro, el estudio recomenda hacer dos cambios. Por un lado, evolución desde una resiliencia basada en la redundancia a corto plazo a una resiliencia más sostenible desde el punto de vista medioambiental y basada en la eficiencia a largo plazo. Cerca de ocho de cada 10 empresas afirman que siguen aumentando la redundancia en sus cadenas de suministro en la actualidad.

Por otro, la resiliencia orientada a la recuperación debe cambiar hacia la innovación proactiva del modelo de negocio. En la actualidad, el 80% de los responsables de la toma de decisiones afirma que esto forma parte de su plan de resiliencia, y en torno a seis de cada diez tienen previsto aumentar estos esfuerzos en el futuro.