Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

¿Qué veremos en #MWC19?

  • Opinión

Torre Agbar Barcelona

5G Conectividad Inteligente; despliegue comercial de 5G y su combinación con Inteligencia Artificial, Big Data e IoT, entre otras hechuras.

TI y Negocio en el MWC 19. Jorge Díaz Cardiel

- #MWC19. Cuarta Revolución Industrial y Tecnologías de la Digitalización al servicio de la personas y negocios

 

Para inspirarme a la hora de escribir este artículo, he terminado de leer la obra “The Industries of the future”, del asesor de Hillary Clinton, Alec Ross. Puestos a reinventarse profesionalmente debido a la Digitalización, nada mejor que acudir a los sabios. Ross conviene que 5G desarrollará todo un inmenso ámbito de negocio que, de alguna manera, intuiremos en #MWC2019.

5G será el centro de atención en el MWC 2019, en sintonía con el tema de este año de “conectividad inteligente”. Pero habrá un cambio de enfoque, y la mayoría se centrará en cómo monetizar una inversión tan enorme. Los proveedores -especialmente los de servicios- continuarán mostrando y explicando los beneficios de eficacia y eficiencia de 5G, y muchos presentarán casos de negocios más sólidos que en 2018: en la era de la Digitalización, doce meses equivalen a un suspiro. Los proveedores dirán que las empresas de telecomunicaciones pueden beneficiarse enormemente de estas aplicaciones, aunque, esto puede ser también un desafío. Además, las operadoras de telecomunicaciones han dispuesto de gran cantidad de datos, pero no se han beneficiado de ellos tanto como hubieran podido. Según la revista americana Fortune y el Estudio Advice de Éxito Empresarial, Telefónica es la única operadora que, con la creación de Luca, ha puesto foco en la explotación de los datos mediante Big Data. Tanto es así que, según según el último informe de evaluación de servicios de Big Data publicado por Forrester, “The Forrester Wave: Specialized Insights Service Providers” de septiembre de 2018, LUCA, la unidad de datos de Telefónica, se posiciona como proveedor Líder de insights (la información que se extrae de grandes cantidades de datos anonimizados y agregados). El informe destaca que “la fortaleza de la oferta de Telefónica reside en los datos de 350 millones de accesos en 17 países, datos como registros de llamadas, analítica de redes sociales, localización y datos de CRM”. Desde sus inicios -mejor aún, desde mucho antes de sus inicios, en la prehistoria de Luca se encontraba José Cerdán Ibáñez, fundador de EI Systems y cinco empresas más y, con Acens, “poseedor” de los más importantes Data Centers del mundo empresarial hispano. Nunca me cansaré de poner en valor el mérito de los empresarios y ejecutivos españoles y españolas. Hoy, José Cerdán Ibáñez es presidente y CEO de Telefónica Business Solutions, aportando el 20% del negocio de Telefónica (datos de 21 de febrero de 2019) y el 16% en servicios y productos digitales.

En el pasado, 5G dominó gran parte del discurso en el sector TIC/Telco/Digital, debido a los nuevos servicios y capacidades que prometía, así como a su inminente llegada (una llegada que aún está a medio camino…; aunque como escribió Antonio Machado en “Campos de Castilla -hoy es aniversario de su muerte en el exilio francés- “despacito y buena letra, que el hacer las cosas bien, importa más que el hacerlas”). Todo esto será un factor en el debate de 2019. Pero hay una dinámica más grande en juego aquí. Para algunas personas, todo se trata de IoT. Para otros, se trata de conectar la industria móvil con sectores verticales. Para otros, se trata de la inteligencia artificial, el espectro o la virtualización de las redes y servicios móviles. Traer 5G a la vida requerirá todo esto y más. Como resultado, casi todos los que iremos al MWC19 tendremos una historia de 5G que contar y, dadas las promesas / plazos de 5G, todos buscarán contar sus historias al mismo tiempo. Eso resulta en un tema masivo, ineludible, aunque no formaré parte de él porque no he querido impartir una de las Keynotes conferencias para mantener independencia y distancia a la hora de escribir y, porque con tan solo cinco libros y 600 informes publicados sobre Digitalización, aún me queda mucho que aprender antes de enseñar. Así que quede claro que el MWC19 ni me paga ni me invita a tomar cañas.

Este año veremos muchos dispositivos, servicios y soluciones habilitados para los primeros 5G. Después de años de inversión en investigación, pilotos, versiones beta, mejoras tecnológicas y debates de estandarización y con las principales subastas de espectro programadas para los próximos meses (en España es debate, debido al alto precio), se mostrarán los servicios y dispositivos reales. En el lado del dispositivo, se espera que haya más inteligencia incrustada, desatando la promesa de la inteligencia artificial predictiva (Siegel, “Predictive Analytics”, 2016).

Los debates en torno a los límites de la privacidad, la seguridad, la responsabilidad social y las formas innovadoras de beneficiarse de la inteligencia artificial probablemente alimentarán los debates durante las presentaciones. Todos los ojos estarán en el lanzamiento potencial de nuevos hitos en forma de teléfonos inteligentes (teléfonos plegables / flexibles), así como formas innovadoras de interactuar con el dispositivo (voz, gestos, desbloqueo de huellas digitales en la pantalla). Pero el enfoque irá más allá del propio dispositivo, como en las ediciones anteriores, y las soluciones de movilidad e IoT continuarán siendo dominantes con los automóviles, robots y otros dispositivos que suban al escenario.

5G estará acompañado por IA e IoT. En 2018, éstos se presentaron en gran medida de forma aislada; este año, espero ver más una visión global e integrada: visión sobre cómo se pueden superponer y combinar, y así sacar lo mejor de cada uno. 5G estará más enfocado, ya que finalmente alcanzará la realidad comercial, después de años de exageraciones y promesas. Apuntalará prácticamente todo en la feria, cubriendo dispositivos, infraestructura, software y servicios. Los posibles anuncios de los primeros teléfonos inteligentes 5G representarán un hito importante, y una gran cantidad de operadores estarán dispuestos a presentar sus planes de implementación y lanzamiento. Blockchain y la computación de mobile edge traerán un nuevo enfoque a las conversaciones.

A medida que las implementaciones de 5G ganan impulso, los principales proveedores comenzarán a ver los beneficios en términos de flujo de efectivo. Pero habrá muchos desafíos en el lado del dispositivo: cualquier exageración para los teléfonos 5G se verá significativamente acallada por la desaceleración en el mercado de teléfonos inteligentes a fines de 2018. Tanto Samsung como Apple emitieron “profit warnings” a raíz de la desaceleración en el mercado chino. Pero habrá ganadores y perdedores, incluso entre los proveedores de la red, ya que la geopolítica puede afectar a jugadores chinos como Huawei y ZTE, debido a la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Las propias empresas de telecomunicaciones posicionarán cada vez más sus redes como "plataformas habilitadoras" para las aplicaciones y la pregunta sigue siendo exactamente quién, si no la empresa de telecomunicaciones, generará nuevos ingresos significativos al implantarse en esas plataformas (Andrew McAfee, en “Machine, Platform, Crowd”, 2016). Pero la demanda de los mercados de consumo masivo de servicios continuará. El análisis predictivo de Advice Strategic Consultants prevé que los volúmenes de datos de video celular móvil crecerán más del 50% anual en los mercados globales, una tendencia que continuará hasta bien entrado el 2020. En lugar de complementar las experiencias de visualización nativas de otras pantallas, el móvil está configurado para convertirse en su propio canal principal de distribución de entretenimiento de video.

El panorama móvil será más amplio que los operadores tradicionales y más amplio que la movilidad. Eso significa que los operadores se mueven (o lo intentan) en nuevos espacios, aumentando su relevancia en los espacios de la empresa y los medios de comunicación mientras continúan impulsando nuevas tecnologías de red de una manera que antes estaba reservada para los proveedores. También significa la creciente relevancia de los diferentes jugadores de comunicaciones y de TI en la cadena de valor móvil. Pensemos en jugadores de escala web que profundizan en IoT y alojan cargas de trabajo centrales móviles o proveedores de inicio habilitados por 5G.

La innovación en torno a las soluciones de movilidad e IoT ha puesto a varios agentes y compañías de OTT, cuyo negocio principal tradicionalmente no eran las comunicaciones, los datos o la tecnología (como los proveedores de atención médica y los distribuidores de alimentos). La interrupción continuará trayendo a diferentes sectores a Barcelona para mostrar soluciones intersectoriales. La confusión de los límites entre los proveedores de servicios de comunicación, los distribuidores de contenido, los agentes de OTT, los organismos de investigación tecnológica, los fabricantes de automóviles, los distribuidores de alimentos y los centros de salud enriquece las soluciones presentadas en el #MWC19 y, más que nunca, intentarán llevar los pilotos a los servicios reales. En términos de huella geográfica, el cambio en la inversión en I + D en Asia hace unos años seguirá siendo visible, con socios chinos y surcoreanos que aumentan su presencia y tamaño. Esto también alimentará las discusiones políticas sobre propiedad intelectual, guerras comerciales…

Este año será cuando 5G evolucione de la fase de prueba a la realidad comercial. Después de años de expectación, espero ver el lanzamiento de 30 o 40 redes para clientes que pagan por el espectro, en los próximos 12 meses, en América del Norte, Asia, Europa y Medio Oriente. Los mundos de las telecomunicaciones y los medios continuarán colisionando en 2019 y 2020 a medida que los operadores se apresuran a agregar contenido atractivo para respaldar sus inversiones en redes y conectividad. Algunos proveedores hacen grandes apuestas a través de adquisiciones o producen su propio material, mientras que otros prefieren ser agregadores y revendedores. Será fascinante observar cómo se desarrollan estos enfoques divergentes. Estados Unidos es campo de pruebas de todas las posibilidades con ATT, Time Warner, Disney, Fox, T-Systems y Sprint, etc.

 

Desafíos

La industria se enfrenta al mismo desafío que en años anteriores: el crecimiento de los ingresos de las empresas de telecomunicaciones. 4G demostró que los operadores no son necesariamente buenos para obtener beneficios en el corto o mediano plazo fruto de las grandes inversiones en infraestructura y en 2019 las fuerzas de mercantilización y la erosión de precios seguirán siendo absolutamente implacables. Pero, este año, hay dos nuevos desafíos: primero, un trasfondo geopolítico no resuelto que podría tener un impacto negativo significativo, y segundo, una falta de dispositivos 5G listos y atractivos, lo que significa que muchas empresas de telecomunicaciones y sus proveedores han acudido primero al mercado B2B para obtener crecimiento.

Hay un conjunto de desafíos tradicionales y otros que están surgiendo ahora. En el frente tradicional, tenemos la búsqueda del crecimiento de los ingresos (y la rentabilidad), en el contexto del creciente uso de datos. También obtuvimos la búsqueda de nuevos activos y recursos de espectro para impulsar nuevas construcciones de red y expansiones de servicio. Los últimos son particularmente relevantes en un contexto 5G. Pero, 5G trae nuevos retos. Los operadores, por ejemplo, deben determinar cuál es la mejor manera de equilibrar la inversión en 4G en lugar de 5G, al tiempo que cambian su enfoque de entregar productos a proveer experiencias de usuario, como suele explicar Cristina Burzako, directiva de Telefónica con el mayor número de premios de marketing y comunicación del sector en España. Y, dado lo que está en juego con 5G, los problemas de escala del ecosistema, frente a los de seguridad nacional, están recibiendo cada vez más atención. Cuando “nos” hemos enfrentado a los desafíos tradicionales durante años, la industria generalmente tiene/ha tenido un plan para acometerlos. Los nuevos desafíos representan (potencialmente difícil) un nuevo terreno desconocido. Lo que en Estados Unidos se denomina “unchartered Waters”.

La tecnología de vanguardia, como esperamos ver en el #MWC19, requiere grandes inversiones. La monetización y los modelos de negocio innovadores siguen siendo uno de los mayores desafíos en la industria. Ser el primero y abrirse camino a través de lo desconocido es arriesgado, pero con los servicios, dispositivos y soluciones 5G configurados para captar las mentes de los clientes B2B y B2C, con ofertas atractivas que aseguren ingresos constantes para el próximo año, ahí es donde está la clave. Atraer clientes será uno de los desafíos más difíciles, ya que las compañías compiten por los primeros usuarios de dispositivos / dispositivos 5G, incluso si los beneficios de la tecnología aún no se han realizado plenamente. Será por eso que los denominamos “early adopters”…

La fatiga de los teléfonos inteligentes y el estancamiento de la innovación de dispositivos ha llevado a la industria a perder algo de su magia ante los consumidores en los últimos años: en 2018 descendió la venta de teléfonos móviles inteligentes. Apple vendió menos Iphones aunque ganó más dinero porque los modelos más vendidos fueron también los más caros. Es difícil ver una disrupción importante o el lanzamiento de un producto que revitalice el mercado de forma radical; incluso la introducción de 5G es improbable que aumente fuertemente los ciclos de reemplazo más lentos (se han doblado en un 50% en los mercados de consumo, según las ediciones de 2017, 2018 y 2019 del Estudio Advice de Éxito Empresarial y Digitalización. De hecho, uno de los mayores desafíos de 5G podría ser dar a los consumidores una razón convincente para actualizarse

La evolución se producirá en varios frentes. En B2B, veremos las primeras implementaciones privadas de 5G en entornos informáticos muy intensos y remotos. También esperamos que los proveedores comiencen a "caminar sobre la conversación" con los estudios de casos de inteligencia artificial para la gestión inteligente de la red, la experiencia del cliente y las aplicaciones de inteligencia del consumidor, con algunos operadores que continúan (en última instancia, en vano, en nuestra opinión) para invertir en sus propios asistentes digitales. Los consumidores preferirán cada vez más el factor de forma móvil para el consumo de video en formatos más grandes, lo que traerá nuevas presiones a la red, lo que a su vez catalizará aún más la inversión de 5G. También esperamos que 5G Next Generation Core (5G NGC) sea un tema esencial durante todo el año. Permitirá implementaciones 5G independientes que no dependen de 4G. Esto conducirá a una menor latencia de la red, junto con la capacidad de ofrecer la división de la red. Realmente es 5G NGC quien habilitará nuevos servicios.

Durante los últimos años, la industria ha sido como un niño parado frente a una tienda de golosinas: analizando todas las grandes cosas que promete 5G, pero sin poder acceder a ella de manera significativa. Ahora, sin embargo, se abrió la puerta y algunas personas están entrando. Para ser justos, no veremos toneladas de dispositivos 5G este año y la banda ancha más rápida será el caso de uso de primera línea. Pero, a medida que las pruebas se expanden y los dispositivos comerciales comienzan a implementarse, veremos qué es posible y cómo podemos cumplir con las promesas más amplias de 5G.

 

Lo más emocionante será ver hasta dónde puede llegar el desarrollo de la solución de IA en los próximos años: cómo la IA puede desencadenar la eficiencia, la eficacia, la productividad, la navegación entre dispositivos / servicios sin esfuerzo y sin problemas, la autogestión digital, la interacción vertical de la industria con todo…. También veremos soluciones de administración de privacidad, así como discusiones regulatorias sobre la propiedad de los datos, la neutralidad de la red y la distribución de contenido. Como analista, economista y consultor, me desfogaré viendo de cerca los dispositivos plegables y sensibles a los gestos que se conectan a otros objetos en la casa, en el lugar de trabajo y en los espacios públicos.

Me gustaría ver a más operadores como Telefónica trabajar, al lado y dentro, de sectores específicos de la industria. Este enfoque es importante para identificar los usos de 5G en un entorno empresarial y ayudar a justificar las grandes inversiones en el despliegue de redes. En lugar de esperar el uno por el otro, las distintas partes deben cooperar y colaborar. También espero que los operadores dejen de pelearse por ser "los primeros" con 5G y que la industria se aleje de las visiones utópicas (=no realistas) de la tecnología. No hay duda que 5G tiene un gran potencial, pero es poco probable que sea el cambio de juego copernicano que algunas personas creen que es: me pego un tiro en la rodilla de mi vecino antes de hablar del manido “cambio de paradigma”, para mí, una ordinariez.

Uno de los desarrollos que sugiero seguir de cerca este año es la provisión de banda ancha doméstica a través del acceso inalámbrico fijo 5G. Aunque es probable que dichos servicios permanezcan en un nicho durante varios años. Advice Strategic Consultants ha identificado más de 50 operadores de telecomunicaciones en todo el mundo, que ya están evaluando oportunidades en esta área.

Recuerden, #MWC19 no me paga ni las cañas. Ni falta que hace. Mi contentamiento está en ver cómo, cuando en los mejores tiempos del SIMO, hace 20 años, el sector TIC/Telco/Digital está reinventándose gracias a la Digitalización y puede prosperar y mejorar el mundo y las personas gracias a la Transformación Digital.

 

Jorge Díaz-Cardiel. Socio director general de Advice Strategic Consultants. Economista, Sociólogo, Abogado, Historiador, Filósofo y Periodista. Ha sido Director General de Ipsos Public Affairs, Socio Director General de Brodeur Worldwide y de Porter Novelli International; director de ventas y marketing de Intel Corporation y Director de Relaciones con Inversores de Shandwick Consultants. Autor de miles de artículos de economía y relaciones internacionales, ha publicado una veintena de libros, sobre economía, innovación, digitalización y éxito empresarial. Es Premio Economía 1991 por las Cámaras de Comercio de España.