Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

#MWC19, Cuarta Revolución Industrial y Tecnologías de la Digitalización al servicio de las personas y negocios

  • Opinión

Industria conectada

Jorge Díaz-Cardiel. Socio director general de Advice Strategic Consultants, aporta una visión global e integral del mayor evento tecnológico del año.

Aún suenan los ecos de las conferencias y mesas redondas del Foro de Davos y ya intuimos el fuerte impacto que tendrá el #MWC19, que, oficialmente se celebra en Barcelona entre el 25 y el 28 de febrero de 2019 pero, en la práctica ha empezado ya con empresas fabricantes de teléfonos inteligentes anunciando sus próximos lanzamientos. Ejemplos abundan: Samsung con Galaxy S10, el modelo LG G8 ThinQ o la segunda generación del casco de realidad aumentada, Microsoft HoloLens.

La introducción de nuevos productos es esencial porque 1) la Cuarta Revolución Industrial (como las previas con máquina de vapor, electricidad y ordenador conectado a internet) debe ser tangible y llegar a personas y empresas con productos y servicios. 2) Los miles de empresas que acudirán al #MWC19 quieren hacer negocio, networking y vender.

Pero quedarse solo “en el producto” es como reducir la Tercera Revolución Industrial, la de la Computación (1970-2000) al ordenador conectado a Internet. Como decía el economista premio nobel Robert Soslow, “la productividad de la computación se ve en todos los lados excepto en las estadísticas”. Era una broma metafórica. Tras el producto hay transformación económica y social, aumentos de productividad y competitividad empresariales. Nunca en la historia de la humanidad ha habido mayor creación de riqueza que en la Era de la Computación (“Digital Age”, Eric Schmidt, expresidente de Google, “The Ascent of money”, Niall Ferguson, “The Price of Prosperity” de Todd G. Buchholz o “Why Nations Fail: The Origins of Power, Prosperity, and Poverty, de Daron Acemoglu”: la tesis es la misma: a mayor computación (hardware, software, conectividad, Internet etc), mayor PIB y más empleo. Cito cuatro libros, pero podría citar 200.

Hemos pasado de la Era de la Computación a la de la Digitalización. El premio nobel de economía en 2018 fue Paul Romer, economista dedicado a demostrar el impacto positivo de las tecnologías de la información y la digitalización en la economía. Entre 2014 y 2019 el Estudio Advice de Éxito Empresarial ha demostrado empíricamente que la digitalización integral de las pymes generaría aumentos de productividad del 20% y de competitividad del 33%. En Estados Unidos, Silicon Valley, con Amazon, Google, Facebook, Microsoft y Apple, por citar las que valen en bolsa en torno al billón de dólares han hecho miles de pruebas piloto con grandes y pequeñas empresas. Telefónica, en España, también lo ha hecho con Wayra, el acelerador de start-ups de la Telco Digital española y su ecosistema interno (Luca, Eleven Paths, Acens, etc) y externo mediante alianzas con Microsoft Azure, Amazon Web Services (AWS), etc. Este ejemplo es importante porque nos muestra que la transformación digital no es cosa solo de Estados Unidos, sino que también es viable y posible en España: siempre y cuando haya voluntad.

Antes cité el Foro de Davos, donde no se presentan productos, pero donde los mismos asistentes (protagonistas, los que hablan) dan un marco intelectual de referencia a la Cuarta Revolución Industrial. Klaus Schawb, fundador del Foro dice es sus obras “The Fourth Industrial Revolution” (2016) y “Shaping the Fourth Industrial Revolution” (2018) que, el uso inteligente y humano y ético de las nuevas tecnologías de la Digitalización podrían mejorar la vida de billones de personas, despertar un nuevo “Renacimiento” y crear una globalización inclusiva que reduzca las desigualdades sociales. Y sobre ello hablaron en Davos, desde Satya Nadella (Microsoft) a José María Álvarez-Pallete (Telefónica) desde un punto de vista conceptual aportando, por fin, materia gris a las tecnologías de la información y la digitalización. Como se dice en el mundo empresarial americano, (el #MWC19) “aterriza” el marco conceptual de la Cuarta Revolución Industrial, hablando de manera práctica de las tecnologías de la Digitalización y la Transformación Digital social y empresarial. Telefónica no ha esperado y ha anunciado que, junto con Seat, (Telefónica y Seat) mostrarán en el MWC varios casos de uso de coche conectado con 5G en un entorno de ciudad para una conducción más segura. En el evento más importante de la patronal de las Telecomunicaciones (GSMA), el #MWC19, Microsoft ya no irá con teléfonos móviles, porque abandona ese negocio tras su fallido experimento con Nokia y se centrará en Cloud, Big Data, Inteligencia Artificial, Robótica, 5G -la “estrella” del congreso- Internet de las Cosas (IoT), etc.

Vinculo el Foro de Davos con el #MWC19 porque ambos hablaron/hablarán de esas tecnologías de una manera complementaria: 1) Marco teórico, conceptual; 2) Aplicación a la vida de las personas y las empresas, la economía y la sociedad. Esto es muy importante. Lo que está en juego es qué países, qué sectores de actividad, qué empresas, qué personas-trabajadores triunfarán en este siglo XXI y quienes serán objeto de la “destrucción creativa fruto de la innovación, que es la clave del capitalismo” según explicó el premio nobel de Economía Joseph Schumpeter. Está en juego el futuro del trabajo

Con la tecnología, no se juega. Y todo apunta, visto el programa, que #MWC19 va a tener mucha sustancia.

5G será el tema estrella. En el último año se ha avanzado mucho hacia la nueva tecnología de red. Los estándares se han finalizado y los operadores de todo el mundo están en proceso de prueba e incluso implementación en algunos mercados, en etapa temprana.

El asombroso ritmo de progreso realizado será claro a lo largo del evento y tomará múltiples formas, incluidas algunas demostraciones llamativas. Con las pruebas globales que se llevan a cabo, utilizando una gran variedad de equipos diferentes y en una gran cantidad de entornos, hay mucho que ganar compartiendo experiencias y “casos prácticos” con colegas y competidores. “Los business cases” son lo más difícil: aunque la tecnología está prácticamente al alcance de la mano, muchos operadores todavía están luchando con la aplicación práctica a los negocios. No pasará mucho tiempo hasta que se dé el salto y ejemplos de ese futuro inminente se verán en el #MWC19.

 

Dispositivos 5G

Si bien algunos tienen las redes listas para funcionar, lo cierto es que aún hacen falta teléfonos inteligentes compatibles con 5G para que haya una adopción masiva por parte del consumidor. El escenario más plausible es que la introducción generalizada del 5G en la vida del consumidor mediante dispositivos comience dentro de un año, con fuertes diferencias en el estadio de desarrollo de los diferentes mercados. Mientras, en esta edición del #MWC19 cabe esperar la puesta de largo de muchos modelos de teléfonos móviles inteligentes, siendo la nueva moda los equipos “flexibles” o “plegables”.

Los teléfonos, por supuesto, son solo un tipo de dispositivo de entre las diferentes categorías de productos que se presentarán: los últimos altavoces, robots, tabletas, ordenadores, drones, relojes y otros dispositivos portátiles visibles en las salas de exposiciones. Esto es, antes de llegar a dispositivos más grandes, como equipos industriales.

Industria 4.0, Inteligencia Artificial (IA) e Internet de las Cosas (IoT)

La Cuarta Revolución Industrial impulsada por las nuevas tecnologías de conectividad ha sido una fuente de discusión feroz durante años, pero estas innovaciones ahora están empezando a tener un impacto real en empresas de todo el mundo. También en los países emergentes, como China e India.

Solo estamos al comienzo de esta nueva era de negocios, con la fabricación inteligente, una de las industrias que ya se está beneficiando de la tecnología IoT. El debate se centra en si la Industria 4.0 ya ha comenzado, y aunque las definiciones exactas no están claras, lo cierto es que muchas de las tecnologías que se espera que lo impulsen ya están en uso.

Las innovaciones impulsadas por la inteligencia artificial, la robótica, el IoT, la realidad mixta y simulada transformarán la industria y probablemente tendrán el mayor impacto con el uso de la tecnología 5G e IoT móvil. Muchas de estas innovaciones estarán en exhibición durante el evento.

La IA es probable que se muestre en todas partes y adopte muchas formas alternativas. Las aplicaciones de consumo y de negocios son amplias y variadas, desde Einstein de Salesforce a Alexa de Amazon y Aura, de Telefónica.

Una de las concentraciones más grandes de estas nuevas tecnologías tendrá lugar en torno a los casos de uso de IoT. Aquí, las aplicaciones empresariales se ubican junto a las innovaciones de ciudades inteligentes (“Smart Cities”, que son posibles gracias a las infraestructuras de telecomunicaciones inalámbricas de empresas como Cellnex Telecom), que ya se están utilizando en entornos reales.

Será interesante vislumbrar el futuro de la fabricación, la logística y los robots, junto con demostraciones de tecnología de Realidad Aumentada avanzada.

Contenido inmersivo

Es probable que varias de las exposiciones más llamativas y visuales del evento se encuentren en el ámbito de las "realidades": versiones aumentadas, mixtas y simuladas del mundo, que ofrecen nuevos ámbitos de experiencia para los consumidores. Para aquellos que centran su atención en la creación de contenido, hay sesiones específicas como la titulada “el negocio de crear experiencias de consumo”.

Si bien los juegos y el entretenimiento parecen ser los canales obvios para estas tecnologías, el caso más amplio también es interesante con realidad aumentada, especialmente con un gran potencial en capacitación, educación y el sector de la salud.

 

Bienestar digital y salud

El compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas será parte integral de la temática del #MWC19. El bienestar digital es un tema que realmente ha cobrado importancia en los últimos 12 meses y seguramente será un gran tema de conversación: Fundación Bancaria La Caixa ha puesto en marcha el proyecto más ambicioso de Europa para cerrar la brecha digital mediante la educación y Telefónica hizo público un “Manifiesto para un nuevo Pacto Digital”.

Hay una serie de sesiones dedicadas a discutir el uso de la tecnología móvil, IoT y e IA para impulsar cambios positivos en áreas tan sensibles como la salud. Varios impulsores de estas tecnologías creen que la atención médica podría ser uno de los casos de uso más beneficiosos de la tecnología IoT y 5G.

Desde las aplicaciones capaces de monitorizar los indicadores de salud, hasta los sistemas que permiten la cirugía remota mediante robótica y tecnología de baja latencia, las implicaciones para la atención médica son enormes.

Los análisis y las aplicaciones también tienen implicaciones en la salud preventiva y las evaluaciones de datos por parte de profesionales de la salud, lo que podría ser un recurso clave en todo el mundo. El análisis del comportamiento utilizando aplicaciones también puede ayudar a subsanar las implicaciones negativas para la salud mental y física que, a menudo, se atribuyen a las tecnologías modernas: en los últimos meses, las plataformas de redes sociales y los fabricantes de dispositivos han introducido una serie de innovaciones para reducir la ansiedad y la depresión de aquellos que sufren adicción a los dispositivos y disminuir el uso excesivo en algunos usuarios.

Se trata de lograr el equilibrio en la era de la adicción digital. Las discusiones sobre ética relacionadas con los dispositivos móviles son quizá uno de los temas más importantes del #MWC19, aunque los medios de comunicación presten poca atención a estos menesteres versus el sensacionalismo que causan los robots o la realidad virtual.

Pero en verdad -y vuelvo al principio- la Cuarta Revolución Industrial habrá de ser profundamente humana, poniendo a las personas en el centro y buscando su beneficio y bienestar.

 

Jorge Díaz-Cardiel. Socio director general de Advice Strategic Consultants. Economista, Sociólogo, Abogado, Historiador, Filósofo y Periodista. Ha sido Director General de Ipsos Public Affairs, Socio Director General de Brodeur Worldwide y de Porter Novelli International; director de ventas y marketing de Intel Corporation y Director de Relaciones con Inversores de Shandwick Consultants. Autor de miles de artículos de economía y relaciones internacionales, ha publicado una veintena de libros, sobre economía, innovación, digitalización y éxito empresarial. Es Premio Economía 1991 por las Cámaras de Comercio de España.