Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los ciberataques provocan unas pérdidas de más de 1,1 millones de dólares cada minuto

  • Seguridad

cibersecurity

El coste de la actividad de los delincuentes informáticas fue de 600.000 millones de dólares, según los datos de RiskIQ. El especialista en gestión de amenazas ha realizado una investigación en la que analiza los efectos de la actividad cibercriminal en tan solo un minuto.

Cada 60 segundos se filtran 5.518 registros y se pierden más de de 1,1 millones de dólares, según una investigación realizada por RiskIQ a partir de sus datos y los de las otras empresas. Los datos se recogen en un informe titulado ‘The Evil Internet Minute’.

Estamos en un contexto en el que las empresas gastan en ciberprotección 171.233 dólares por minuto y, aún así, los ataques siguen un ritmo ascendente y los ciberdelincuentes emplean con éxito gran cantidad de tácticas. Según de esta firma, no dejan de proliferar las campañas de malvertising ni las piezas de malware, que cifra en 1.274 cada minuto.

La investigación indica también que cada minuto 1.861 personas son víctimas de estafas cada minuto, y 1,5 organizaciones de ataques de ransomware, que tienen un coste medio de 15.221 dólares. Cada minuto son descubiertos, además, cuatro componentes web potencialmente vulnerables.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Parece ser, según el estudio, que solo aparece un nuevo dominio de phishing cada minturo, y que nuevos sites que ejecutan el script para minado de criptodivisas CoinHive lo hacen solo una vez cada 10 minutos.

Cuando se ven la escena al completo, los datos muestran que los activos digitales que se crean están cada vez más sujetos a una gran cantidad de amenazas.

Está claro que las empresas tienen cada vez más puntos de contacto online con sus clientes, partners y empleados, por lo que los atacantes se aprovechan de su falta de visibilidad de una superficie de ataque cada vez más amplia para erosionar la confianza de los usuarios y acceder a credenciales y datos confidenciales, dice la compañía.